31.12.09

Cerrando 2009: música

Este año no voy a hacer balance de lecturas ni de películas, porque no las he apuntado. Así que sólo queda hacer uno en cuanto a música, y aún así, lo voy a hacer un poco diferente porque no me apetece investigar qué he estado escuchando a lo largo. Así que voy a hacer una serie de apartados de destacados:

LO MEJOR DE 2009
Durante este 2009 he seguido bajando y escuchando muchas novedades (gracias a la inmensa red de blogs con descargas directas de la que aún podemos disfrutar), sobre todo en lo que a metal se refiere. Son cosas que van por épocas, y este 2009 me ha pillado más bestia. A pesar de que ha sido un año de muchos e importantes lanzamientos. Una forma de valorar si ha gustado o no es la capacidad de saturación que produce. Por este último criterio es por lo que elijo Faith Divide Us - Death Unite Us de Paradise Lost como mi mejor disco del año: el grupo británico volvió con un discazo, dentro de su línea, con himnos rotundos como Frailty o The Rise of Denial. Desde el inicio de As Horizon Ends hasta la versión orquestada de Last Regret (en la edición especial) se constata que estamos ante un grandísimo disco, no tan doom quizá como algunos esperarían, pero con el sello inequívoco de la banda. Y lo más importante: sigo escuchando el disco y no me canso de él.

SE QUEDARON CERCA DEL MEJOR
El último disco de Eluveitie destacó también por méritos propios, así como el de Katatonia; el de Wayne Hussey en solitario; el nuevo trabajo de Marissa Nadler, Little Hells; la antología de Nick Cave & Warren Ellis White Lunar, la vuelta de (The Lord Weird) Slough Feg y su heavy celta ochentero; el emergente supergrupo Them Crooked Vultures y su disco homónimo... Y no olvidemos el impactante regreso de los Sabbath de Dio en la forma de Heaven and Hell y su The Devil You Know, y de los reformados Alice in Chains, con un Jerry Cantrell dándolo todo en Black Gives Way to Blue.

OTROS DESTACADOS
Lo nuevo de los siempre interesantes Orthodox, con un disco inquietante, experimental e inclasificable, llamado Sentencia, y que se están ganando a pulso la fama que se merecen. Otros españoles, Der Blaue Reiter, facturaron este año Nuclear Sun, un disco de neoclassical/dark ambient inspirado en la tragedia de Chernobil en su línea, es decir, bastante destacable. También he descubierto algunos discos de funeral doom: concretamente, el de Ahab y el de Stabat Mater, que me han parecido muy interesante.

DESCUBRIMIENTOS DEL AÑO (NOVEDADES Y NO-NOVEDADES)
En materia de metal, me gustaría destacar algunos álbumes: Aeternam, que comenté hace poco, un disco de oriental death metal a la altura de unos Orphaned Land, aunque no tan progresivos, o Hollenthon. En lo que es viking-folk, fue agradable también llegar a Týr y a sus discos llenos de belleza y fuerza vikinga. En death metal, el nombre es In Mourning y su The Shrouded Divine, un grupo que dará que hablar con el tiempo.
En lo que no es metal, llegué a Beth Gibbons por una azarosa doble casualidad, y de ella a su banda mater Portishead. Qué maravillosa voz, qué preciosas canciones, que me han deparado tan buenos momentos y tan gratos recuerdos. Me alegro de haber reparado en ella. Una voz que me sorprendió fue la de William Elliot Whitmore: un joven cantante de folk/blues del Mississipi. Sus últimos discos entran muy fácilmente y dejan huella. Y un descubrimiento insólito más para mí: el alma del tango, Carlos Gardel, por el que me interesé por un cómic que fantasea sobre su vida y milagros.

REDESCUBRIMIENTOS
Este año, gracias a Bart, volví sobre a bandas pioneras del doom y las disfruté como no había hecho antes. Se trata de Anathema, Paradise Lost (véase arriba) y My Dying Bride. Estos últimos editaron este año For Lies I Sire, un disco doom bastante bueno, lento y pesado, con unas cuantas canciones memorables, que sin embargo, se me ha hecho un poco difícil de escuchar reiteradamente. Pero el gran redescubrimiento de este año para mí fue Katatonia: a partir de una sola canción que llevaba grabada en la memoria, llegué a sus discos y aluciné. Y ahora álbumes como Last Fair Deal Gone Down, Viva Emptiness, The Great Cold Distance o su último Night is the New Day están ya entre mis favoritos. Y como olvidar el nuevo impulso a los Beatles que las reediciones de sus discos -y, todo hay que decirlo, su Rock Band dedicado- proporcionaron a este grupo ya inmortal.

ULTIMAS ESCUCHAS
Lo ultimísimo que he escuchado ha sido un disco de dark ambient en Spotify: una banda desconocida para mí, The Greater Curse, y su disco World War One (2008). Dark ambient minimalista y repetitivo que evoca la Gran Guerra y es un buen telón de fondo para algún juego ambientado en esa época. Aunque, de todas formas, no sabría decir hasta qué punto es un trabajo conceptual honrado y hasta qué otro ejercicio de Fruity Loops más o menos afortunado...
Y otro descubrimiento de última hora: Woods of Ypres. Se trata de un grupo canadiense que empezó como black metal y en su último disco, Woods 4 - The Green Album, mutan a una especie de doom metal con raíces black lleno de una tristeza hipnotizante. Temas como By The Time You Read This (I will already be dead) o Everything I Touch Turns to Gold (then to coal)son ejemplos de canciones tan depresivas como subyugantes.

LA DECEPCIÓN
Lacuna Coil volvió triunfal, pero no hizo más que ahondar en lo que se va perfilando como el declive de su carrera. Shallow Life es un disco aburridillo; quizá a los fans incondicionales les interese el devenir de la banda por estos derroteros (al igual que el disco que editó este año The Gathering sin Anneke: The West Pole. Ni tan siquiera he querido escucharlo). Como también fue una decepción, aunque no por el contenido, sino más bien por la mezcla de la grabación, el The Miskolc Experience de Therion, un concierto en directo con una orquesta sinfónica que vino abajo con mis expectativas.

Y supongo que me estoy dejando muchas cosas, pero mi intención no era ser exhaustivo, y creo que ya lo he sido demasiado. ¿Qué discos destacaríais vosotros de 2009?
En fin, con este post despido 2009, llegamos a los 201 posts en un año (récord absoluto en Cisne Negro), y nos vemos el año (que no la década) que viene. ¡Que tengáis una feliz entrada de año!

29.12.09

Cerrando 2009: cómic

Empezando a hacer balance del año, en Iconotropía os he puesto lo que a mi juicio han sido las mejores lecturas de 2009. Eso sí, intentando que no fueran reediciones (y aún así las hay), y que hubiera un poco de todo. Me queda mucho material por leer de este 2009, pero qué le vamos a hacer. Allá va: lo mejor de 2009 en Iconotropía.

Libro de mal amor: una joya del español

Acabo de leer el Libro de mal amor de Fernando Iwasaki; un autor que no conocía y un libro que me llamó la atención en el catálogo juvenil de Alfaguara. El libro, a grandes rasgos, y como dice la sinopsis, es la hilarante historia de los fracasos amorosos de un joven cuyo afán por alcanzar a la mujer de sus sueños lo lleva a convertirse en deportista, patinador, político universitario, vegetariano, judío y experto en ballet. Y efectivamente, así es, y por esa anécdota amorosa fue por lo que me decidí a leerlo: sin duda, los fracasos amorosos son un tema que dan buen pie al humor, aunque no todos lo consigan. Pues bien, son pocas las veces en que he terminado un libro y me he quedado completamente maravillado, hipnotizado, enamorado de una forma de escribir. Iwasaki es un maestro de la lengua; da gusto leer este libro sólo por lo bien escrito que está: cómo usa localismos de las más variadas geografías, con qué destreza y gracia usa los juegos de palabras, cómo las analogías entre lo que vive y lo que ha conocido como lector se imbrican. Toda la belleza del español está contenida en las 250 páginas de esta novela, que se lee en un plisplás y que hace pensar que si todas tuvieran esta calidad, probablemente uno leería mucho más de lo que ya lo hace. Es difícil seleccionar un fragmento que dé idea de lo que digo, así que ahí van tres para intentarlo:

En realidad me infundía cierto desahogo contemplar la muchedumbre de topos y paracaidistas que se habían zampado la fiesta, ya que gracias al cielo Taís estaba a buen recaudo y esas alimañas habían llegado demasiado tarde para arrebatármela. Desde la pista les veía hostiles y huraños, y entre los relámpagos sicodélicos que parpadeaban en la bóveda, me vino demorado a la memoria un documental africano donde hienas innobles acosaban nocturnas a un majestuoso león. Preso de instintos principescos traté de rugirles, pero apenas pude carraspear una tosecilla ridícula.

Cada época tiene sus proezas románticas y sus héroes rampantes o patéticos, y a mí me había tocado nacer en un siglo deportivo donde aparte de las competencias, los malparados perdíamos el amor, la dignidad y cualquier sentido de dinero. Los dichosos patines me salieron carísimos porque tuve que encargarlos a Miami, y mientras llegaban y no llegaban cada hora de alquiler equivalía a un LP de los Beatles o a dos libros de bolsillo de mi editorial favorita. Por ejemplo, sólo con lo invertido en mi primera semana de prácticas pude haberme comprado los siete tomitos de En busca del tiempo perdido, título que se me antojó premonitorio a la vista de mis cardenales, moratones y magulladuras varias.

Así era Ninotchka, inabarcable como las nevadas estepas que convocaban su nombre, inaccesible como una estrella del Bolshoi e inalcanzable como un correo del zar. Ninotchka, como un personaje de Greta Garbo, aunque con más garbo que Greta. "¿Qué dices, Greta Garbo?- me amonestaba risueña- ¿Tú crees que me llamo así por una película cualquiera?". El cristal de su voz endulzaba el silencio de la catedral que reverberaba en todas las estancias de su casa.
Libro de mal amor es un libro que engaña, puesto que lo podéis encontrar en una colección juvenil (en mi caso, en la Serie Roja de Alfaguara), dirigida a lectores adolescentes, pero su nivel es muy alto, tanto por la riqueza de su léxico, como por la profusión de citas y conceptos (convenientemente solventados a base de notas a pie de página). Quizá decir que no es una novela para estudiantes de Secundaria sea infravalorarles un poco, pero seguro que un lector más maduro y con cierto contexto biográfico compartido con el autor disfrutará al cien por cien de esta magnífica obra. Os la recomiendo vivamente: saborearéis su deliciosa prosa y reiréis con los infortunios de su protagonista.


23.12.09

Parecidos razonables (II): Spartacus vs. Rotting Christ

Spartacus: Blood and sand (HBO, 2010)



Rotting Christ - Aealo (2010).[Click para ampliar]

El día de los trífidos: tráiler de la BBC1

Una de las novelas clásicas de ciencia-ficción de todos los tiempos es El día de los trífidos de John Wyndham. La obra se enmarca en el subgénero de supervivencia a una gran catástrofe a nivel mundial, en el caso que nos ocupa, unas luces que han dejado ciego a todo el que estuvo expuesto a ellas. Este fenómeno está en relación con los trífidos, una especie de híbrido vegetal que se cultivaba a nivel experimental y que ha escapado al control de los científicos. El protagonista despierta en un hospital tras un operación ocular e imaginaos con qué panorama se encuentra.

La novela de Wyndham se publicó en 1951, año en que también se había publicado Soy leyenda, de Richard Matheson, novela con la que tiene algunos puntos en común. Lo cierto es que El día de los trífidos, no siendo uno de esos títulos que todo el mundo cita o de las novelas más conocidas de ciencia-ficción, contiene elementos tomados de otras grandes obras (estoy pensando, sobre todo, en La guerra de los mundos de Wells), y que plantea con gran acierto lo que significaría, para una sociedad donde el hombre es un lobo para el hombre, una hecatombe como la que se describe. Es más, su planteamiento contribuiría bastante a otro subgénero, el de zombies, en películas como 28 días después; y yo personalmente veo también el eco de esta novela en Ensayo sobre la ceguera de Saramago y la reciente serie Flashforward.

¿Por qué todo esto? Pues porque BBC anuncia ya el estreno de la miniserie que ha rodado sobre esta novela, y que se estrenará en UK el 28 de diciembre. Aquí tenéis el tráiler:


Hay que recordar que la novela fue adaptada al cine al principio de los años 60 (aunque nunca he llegado a verla en castellano, ni tan sólo subtitulada).
[Visto en Machacas y becarios]

22.12.09

The BOBs 2009/2010

Sabéis que nunca os pido que me votéis en ningún premio ni me gusta darme pisto sobre cuántas visitas tiene este blog y esas cosas... Pero por una vez me gustaría hacer una excepción y pediros el voto en este concurso. Como es a nivel mundial, no albergo ninguna esperanza real de ganar, pero por uno de esos caprichos di de alta el blog para concursar. Si queréis, aquí tenéis la página donde votar:

17.12.09

Después de la sombra de Chernobil...


... empiezo S.T.A.L.K.E.R: Clear Sky. Volvemos a la Zona, esta vez en una precuela años antes de lo sucedido con nuestro colega Marcado. Ya os contaré cómo me va.
ACTUALIZADO: He encontrado en Alcampo copias del juego a 5€. Dicen de él que no es tan bueno como el Shadow of Chernobyl, pero por ese precio bien vale la pena probar.

Taller de escritura: cadáver exquisito (III)

Dos ejemplos más de cadáver exquisito, nuevamente en 1º de ESO. Comprobado: los alumnos siempre acaban pensando en comida.

Paseaba el conde Olmos
y ya estaba hasta el colmo
comiendo lomo
con plomo
pero sin polvo
caigo al suelo
pisando un plátano
tirando a una abuela
al suelo para que vea la luz en el infierno.

Un sueño soñaba anoche
con un peluche
y con una chuche
se come y se traga
qué bueno que está
la peña que pesca.
¡Qué peces más bonitos!
Mmm... me gusta comérmelos con un huevo frito
pero me da mucho asco verlos
comiéndose los mocos.

[Más talleres de escrituras en CN:]
· Cadáver exquisito I
·
Cadáver exquisito II
· Greguerías
· Microrrelatos
· Microrrelatos II
· Edmodo: mi experiencia literaria en el aula con microblogging y red social.

15.12.09

Lecturas pendientes...


Recién aterrizado del Expocómic de Madrid, se me acumulan las lecturas pendientes. Algunas de ellas:
· Hitler, de Shigeru Mizuki (Planeta). Me falta terminarlo; esperaba más.

· Edgar Allan Poe, de Alicia Misrahi (Océano).

· Don Quijote en manga, de F. Reggiani y Sergio Coronel (Moebius). Segundo tomo de una versión realmente buena.

· Insomnios, de Guillermo Ortiz (Diábolo). Definitivamente, mucho mejor que Un tipo que flota.

· El gusto del cloro, de Bastien Vivès (Diábolo).

· París-Londres, de Joann Sfar (Ponent Mon). Oferta en Expocómic.

· Noches de pesadilla: antología de relatos de terror. Varios autores (Santillana). A ver si puedo ponerlo de lectura a los chavales.

· James y el melocotón gigante, de Roald Dahl (Alfaguara). La lectura que he puesto en 1º. Sí, lo sé. Es una irresponsabilidad poner una lectura sin haberla leído antes, pero confío en el señor Dahl.

· The Sandman: El rey de los sueños, de Alisa Kwitney (Norma). Ofertón en Expocómic: de 38 a 8,50 euros.

· Batman: el largo Halloween, de Loeb y Sale (Norma). Oferta en Expocómic.

· Poe, de Jordi Sierra i Fabra (Libros del Zorro Rojo). El autor no es santo de mi devoción, pero...

· Robinson Crusoe, adaptado por Christopher Gaultier (Cruïlla).

· La condesa sangrienta, de Alejandra Pizarnik (Libros del Zorro Rojo).

· y habría más si me pusiera exhaustivo... Pero con esto ya os hacéis una idea...

Reseñas extremas mínimas (VII)

· Aeternam: Disciples of the Unseen (2009). Atónito me he quedado al escuchar este disco de las decenas que descargo (sí, descargo. Lo siento, Ramoncín. De todas maneras no creo que te preocupe mucho la salud del death metal). Lo que no prometía más que ser uno más del montón, resultó ser un disco excelente dentro del death metal sinfónico con cierto toque del medio oriente (si tuviera que compararlos con otro grupo, habría de ser con Hollenthon u Orphaned Land, salvando las distancias). Aeternam, un grupo que resulta que es canadiense, es capaz de mezclar hábilmente los pasajes más exóticos con la velocidad endiablada de su batería y los gruñidos de la voz. Atención, porque es de lo mejor que he escuchado este año, y se trata de una banda desconocidísima. Grandes momentos: la inicial Angel Horned o Goddess of Masr. Los conocí en el blog Metal Disaster, your source of extreme metal intoxication.

· Hollenthon: Tyrants and Wraiths (2009). Y hablando del rey de Roma; después de editar el año pasado Opus Magnum, un álbum que retomaba el trabajo de este grupo que se había mantenido en hibernación durante casi siete años, ahora aparece este extended play con cuatro cortes que supongo que son el anticipo de su siguiente disco. Tan sólo por la canción que da nombre al disco, Tyrants and Wraiths, ya vale la pena escucharlo: es Hollenthon en toda su gloria, con un symphonic death metal en todo su esplendor, con coros, orquestación... y una caña espectacular que te deja de palo. Innocent Sin y Deathly Dirges (sobre todo el aplastador inicio de esta última) son buenas canciones, pero no llegan al mismo nivel. En ciertos momentos puntuales incluso me recuerdan -¡argh!- a Rhapsody. Y Of Hollow Men me ha decepcionado, porque el crescendo malignísimo del inicio de la canción podría haberse solucionado con una explosión de potencia y salvajismo, y no con una canción a medio tiempo que más parece de Therion que de Hollenthon. A ver qué tal será el disco entero.

· Rotting Christ: Semigods of the Serpent Cult (2009). Y terminamos nuestras reseñas mínimas con esta nueva entrega de los griegos Rotting Christ, una banda pionera del black metal en su país, que ha ido virando en su sonido, ora más crudo, ora menos extremo, desde su creación hace 20 años y que el año que viene lanza nuevo álbum. Por lo que veo este disco no es oficial: se trata, deduzco por la portada, de una antología realizada para la revista Metal Hammer griega, y que hace un recorrido por toda su carrera. Destacan cortes como Demons, o los extraídos del que es para mí su mejor disco (el Sleep of the Angels de 1999), After Dark I Feel o Der Perfekte Traum.

Enlaces para hoy

· En Entre machacas y becarios he visto un enlace a un artículo de Enrique Dans muy interesante sobre las mentiras que las discográficas nos dicen y las noticias que, curiosamente, pasan desapercibidas: a saber, los récords de taquilla que se han batido últimamente, en Estados Unidos y aquí (con éxito de películas españolas incluido), o el aumento de beneficios de la industria musical, eso sí, en forma de actuaciones.

· Me he acabado desengañando un poco del blog Textos Deseducativos, porque si bien es verdad que cuando lo descubrí era una bitácora donde encontrar -y me cito literalmente- un testimonio a pie de calle -el único que vale- de lo que pasa en las aulas, ahora, después de visitarlo diariamente, me parece demasiado alarmista, pesimista y que entre tanto coro plañidero no ofrece soluciones a los problemas que compartimos los profesores. Pero esta entrada, titulada Donde viven los monstruos. Una historia real. me ha compungido, no sólo por la sordidez del caso (real) que se cuenta, sino por lo más terrorífico: la connivencia del equipo directivo ante un comportamiento gravísimo dentro del aula.

· Ha estallado cierta polémica en el mundo editorial comiquero, cuando, en su blog, Joan Navarro
ha poco menos que acusado públicamente de competencia desleal a Dolmen por la edición de un libro teórico sobre el manga Death Note. En Zona Fandom y otras webs se han hecho eco de la noticia y se ha puesto sobre la mesa la cuestión sobre lo lícito de publicar libros sobre cómics amparándose en el derecho de cita y el fin divulgativo.

Californication: los pecados del padre

Acaba de finalizar la tercera temporada de Californication en USA, y si bien la serie ha seguido por la inercia que proporcionaban sus personajes, esta tercera entrega ha deparado mejores momentos que la anterior. Hemos visto de nuevo a Hank Moody en problemas por ser infiel por triplicado a su mujer, y hemos asistido a los vaivenes emocionales de Charlie Runkle, el agente de Hank. Pero el último episodio de la temporada, Mia Culpa, nos guardaba una sorpresa. [Tras el corte puede haber spoilers para los que siguen la trama... y alguna fotico explayante].


Y es que en este postrero episodio -que aunque de 25 minutos como es habitual, es especialmente denso y en él ocurren practicamente más cosas que en el resto de la temporada- Mia vuelve a cobrar protagonismo: su agente ha descubierto que ella no escribió Fucking and punching, sino que fue Hank. El agente, ya que constanta que Mia no podría escribir nunca otro li bro remotamente parecido, pretende tirar de la manta para ganar dinero a costa del grandioso escándalo que supondría destapar el origen del libro: que Hank tuvo relaciones sexuales con una menor. Así que éste no tiene más remedio que... Bueno, eso lo sabréis cuando veáis el capítulo.

Duchovny está en este episodio especialmente brillante: el Hank chistoso y vivalavirgen de siempre está verdaderamente jodido en este episodio; su registro cambia completamente (sólo hace falta verle la cara), porque sabe que la ha cagado de verdad. Un final realmente intenso para la temporada (no sólo por la encrucijada en la que se encuentra Moody, sino también por la bonita escena entre padre e hija cerca del final) y una puerta abierta a una cuarta que se preve movidita. Con este último capítulo, la serie al menos retoma el pulso de una trama que sólo seguía por el carisma de sus personajes. Veremos en qué para todo esto.
[Anteriormente, en Cisne Negro:]
· Californication: fucking and punching.
·
Californication, por fin en España.
·
Californication, segunda temporada.

12.12.09

11.12.09

16 años de Doom


Tal día como hoy hace 16 años fue lanzado uno de los FPS (Juego de disparos en primera persona) que revolucionaría la industra de los videojuegos. Lanzado primordialmente como un shareware por ID Software, considerado por algunos el padre de los FPS, Doom se convirtió rápidamente en el juego más popular de aquel año, incluso asentaría las bases para los actuales FPS.

Doom tambien fue el primer videojuego que dio a conocer como tecnología en programación, ya que abrio la posibilidad de crear contenidos adicionales por los propios usuarios, asi naciendo el concepto de "Mods". [Más info aquí]

¿Qué recuerdos os trae Doom a vosotros? [No tengo tiempo de contaros las mías, porque me voy ya mismo hacia Madrid... ¡Nos vemos en Expocómic!]

8.12.09

"Els Beatles contra el Kremlin", en Canal 33

A Occident, els Beatles van deixar empremta en la vida de molta gent. Però a la Unió Soviètica van ajudar a transformar un país sencer. Els Beatles no hi van actuar mai. Però els joves soviètics que dissentien del règim comunista van convertir Lennon, McCartney, Harrison i Ringo eren símbols de les llibertats que els negava el govern del seu país.

"Back in the USSR"

Aquesta setmana a l’Sputnik, vint anys després de la caiguda del mur, viatgem a l’altra banda del teló d’acer per descobrir com, sense saber-ho, els Beatles van posar música a una revolució cultural.
El documental “Els Beatles contra el Kremlin” el signa el periodista britànic Leslie Woodhead, especialista en països de l’Est, i inclou els testimonis de fans, músics, periodistes i del vicepresident del govern de Rússia, Sergei Ivanov.

Dimecres 9/12/09, 00.00 h. al Canal 33. IMPORTANT: El documental estarà disponible en streaming a la web durant els set dies posteriors a la seva emissió.

M. R. James, terror germinal

El miércoles pasado El País adjuntaba por un euro más un libro de M.R. James, una pequeña antología titulada Corazones perdidos. Resolví comprarlo y mi primera sorpresa fue que no era una edición prestada de Edaf, sino de Siruela, lo cual ya era una buena señal. Cuando llegué a casa comparé los cuentos que contenía con mis ediciones de Valdemar, y resultó que, todos, salvo uno, ya los tenía. Pero me entregué a la lectura, recordando que Historias de fantasmas de un anticuario me había gustado mucho. Pues bien, después de terminar el libro, no tengo más que reincidir en lo que ya pensaba: en el extraordinario valor como narrador de M.R. James. Este buen hombre, arqueólogo y director del Eton College, escribió cuentos de terror por puro pasatiempo -era un gran admirador de Sheridan Le Fanu-, pero acabó siendo aclamado como el maestro indiscutible del relato de fantasmas. Lovecraft dice de él en su El horror en la literatura que sus relatos "invocan suavemente el terror, partiendo del centro mismo de la prosaica vida diaria". No le falta razón a HPL. Es más, una vez releído a M.R. James, me convenzo de que éste fue una influencia decisiva, al igual que Hope Hodgson, para Lovecraft. Lovecraft fue una esponja que absorbió las más diversas influencias literarias: Poe, Machen, Dunsany... Pero en lo que son sus historias más recordadas, está claro que las influencia mayores eran las de William Hope Hodgson y el autor que nos ocupa. M.R. James era, además, anticuario y medievalista, por lo que de su experiencia nutre sus cuentos de iglesias en ruinas, frases ignotas en latín, libros misteriosos, tratados de brujería... Esos elementos son los que aportan a la vez originalidad y verosimilitud a sus relatos. Los personajes siempre son, como en Lovecraft, eruditos en su materia, en cuyo camino se cruza un descubrimiento horrible. En El tesoro del Abad Thomas, el autor hace gala del mejor relato de investigación al estilo de Poe y Conan Doyle, pero sabe darle un giro tétrico y apasionante. El maleficio de las runas es una historia que, por ejemplo, apreciará, y mucho, cualquier jugador habitual del juego de rol La llamada de Cthulhu. En fin, que he disfrutado enormemente volviendo a M.R. James con este librito de El País, he vuelto a sentir esa euforia lectora, esa excitación ante algo nuevo y terriblemente atractivo, que no había sentido en mucho tiempo con un libro. Por eso me atrevo a recomendaros a este autor, si aún no lo conocéis, y a rondar el quiosco a por más libros de esta colección. Un euro (dos con veinte en total, hay que comprar el periódico) no está nada mal por hacer estos (re)descubrimientos. Mañana toca E.T.A. Hoffman. (Aquí tenéis el plan completo).

4.12.09

Y digo yo...

En todo este embrollo de los últimos días sobre la Ley de Economía Sostenible, que tanto está dando que hablar en lo que respecta a internet y a sus futuras limitaciones, me parece que hay un punto en el que los medios sí han ganado una batalla a favor de la concepción obsoleta que del mercado tiene la SGAE. Ahora ya leemos en periódicos, escuchamos en la radio o en la televisión lo de la descargas ilegales y la piratería, y entramos en el juego y contestamos sobre esos conceptos, cuando el error está en la base de presuponer que las descargas en internet son ilegales y que son piratería. Mentira, mentira, mentira: hasta que la ley no diga lo contrario, descargar música o películas no constituye un delito, y por tanto, no se puede hablar de descargas ilegales. Hoy mismo El Mundo titula su editorial, de forma taxativa, "Zapatero no debe ceder frente a los piratas de la Red", es decir, que la gran mayoría de portales, foros y blogs que han protestado contra una iniciativa que podría hacer que se pudieran cerrar páginas web sin autorización judicial son sólo "unos piratas" que seguramente no tienen nada mejor que hacer que estar delante de la pantalla y bajarse cosas. El mismo editorial termina diciendo que "quien se quiera descargar una película o disco, lo lógico es que pague una cantidad moderada". Tiene razón, pero eso también debería aplicarse a la música o el cine en el soporte físico: por un precio "moderado" yo soy el primero en incrementar, y con alegría, mi ya notable discoteca o filmoteca.

3.12.09

Taller de escritura: greguerías

Cada año repito en clase un ejercicio literario que siempre suele dar grandes resultados, porque es fantástico para que los chavales echen a volar la imaginación. Además, el temario en ESO da la oportunidad de poder realizarlo en diversos cursos. En esta ocasión, el tema del texto descriptivo me permite en 1º de Secundaria tocar el tema de las greguerías. Después de escuchar atentamente los ejemplos de Gómez de la Serna y de lo que en años anteriores han hecho sus compañeros, los alumnos se afanan a crear sus propias greguerías. Ésta es una selección de las mejores:

· La flauta tiene tantos agujeros para no ahogarse con tanta saliva.

· La H son dos íes inseparables.

· El microondas es la sauna de la comida.

· La chimenea suele fumar.

· La W son las estalactitas del abecedario.

· Los libros de tapa dura son los matones de la biblioteca.

· El antes es como un hermano gemelo del después.

· El coche eléctrico es el que no ronca.

· La U forma parte de la pista de skate.

· El móvil es el nieto superdotado del walkie-talkie.
¿Qué os parecen? ¿Bonitas, verdad?

2.12.09

En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet. También está disponible en inglés, catalán, gallego, asturiano, aragonés y portugués brasileiro.

28.11.09

Enlaces para hoy

· Telecinco y el copyright. En el blog Bookcrossing en Sevilla dan cuenta de la actitud hipócrita de Telecinco (¡qué raro!) cuando emite un reportaje sobre bookcrossing y luego impide que los que aparecían en él lo cuelguen en youtube.

· El puente de los perros suicidas. El siempre interesante blog Kurioso nos trae una sorprendente historia sobre un puente donde, durante décadas, los perros se lanzaban de forma misteriosa al vacío. Finalmente, la ciencia ha dado con la solución.

· Movier.tv. Recomiendo este pequeño programita para bajar videos de páginas tipo youtube, con una función de conversión sencillísima que hace que podamos tener enseguida el vídeo visto a un comodísimo formato avi o lo que queráis.

· Turn of the Century. Un tumblr (blog/fotolog) dedicado exclusivamente a las fotografías de finales de XIX y principios del XX. Una joyita finisecular que alguien seguro agradecerá descubrir.

26.11.09

Malas noticias para el mundo del metal

Hoy nos levantábamos con una mala noticia para el mundo de la música, y es que hemos sabido que se la ha diagnosticado a Ronnie James Dio un cáncer de estómago. Según el comunicado de su mujer Wendy, "A Ronnie se le ha diagnosticado un cáncer de estómago en su fase inicial. Vamos a empezar el tratamiento inmediatamente en la clínica Mayo. Cuando mate a este dragon, Ronnie volverá a los escenarios, donde pertenece, haciendo lo que más le gusta, actuar para sus fans." Desde aquí le deseamos toda la suerte al elfo del metal en esta nueva lucha. ¡Larga vida a Dio!

La noticia la podéis leer en inglés en la web de la revista Metal Hammer.

24.11.09

Están vivos, parábola del despertar


Mucho antes que Matrix o Dark City, John Carpenter rodó en 1987 una película que planteaba que la realidad no es tal como pensamos que es. Esa idea que vertebra los anteriores ejemplos y que tiene un origen claramente neoplatónico, encuentra también en Están vivos (They live) su lugar; una película, que, además, se convierte en un fuerte alegato contra la sociedad del consumismo salvaje. El argumento es más o menos éste: John Nada, un trabajador desempleado, topa por casualidad con una especie de grupo de resistencia que ha descubierto que la humanidad está siendo controlada por una raza extraterrestre que, de forma subrepticia, envía mensajes de sometimiento ("consume", "no pienses", "obedece", etc.). Tras la incredulidad inicial, Nada se verá impelido a reaccionar contra esta invasión silenciosa.

La historia tiene mucho de serie b: de hecho, está inspirada en un relato
pulp publicado a principios de los años 60. No es de extrañar, pues, que la película tenga detalles poco verosímiles, como esas increíbles gafas que dejan ver a quien se las ponga la verdadera realidad, o los túneles dimensionales que usan los invasores. El efecto "gafas para ver la realidad" es en sí mismo un homenaje a las películas de ciencia-ficción de los años 50, como podéis ver aquí:

Carpenter deja el género de terror en esta película para grabar una película de ciencia-ficción, pero aprovechando para dar un mensaje: la humanidad está dormida, sometida por un sistema que le trata como un ganado y que sólo exprime a los débiles para provecho de los poderosos. En la película queda muy claro: los escenarios básicos son siempre extrarradios, suburbios paupérrimos alejados de la ciudad. Los grandes edificios quedan siempre lejos, y una vez en la ciudad, la confusión entre quién es humano y quién invasor es total. [Posibles spoilers]: el mensaje, aunque pesimista, no deja de ofrecer un rayo de esperanza en el final ambiguo, al estilo Watchmen, de la película, por cuánto no sabemos qué resultados tendrá todo lo que ha conseguido Nada. [Fin del spoiler]

La película en sí es entretenida: aunque con algunas escenas algo chocantes (¿por qué una escena de lucha cuerpo a cuerpo del protagonista tan larga? No tiene ningún sentido), tiene frases memorables como la del personaje principal, diciendo: "I have come to chew bubblegum and kick some asses... and I am all out of bubblegum." Circula una edición, que es la que yo tengo, que por un módico precio (6 €) nos ofrece una caja metálica con cubierta especial (una filigrana de plástico con agua dentro), y como contenidos, audiocomentario de Carpenter y making of (eso sí, y aquí debo quejarme: estos extras no están, no ya doblados, sino ni tan siquiera subtitulados).
El trailer de la película está disponible en Youtube, y para variar es un trailer inteligente, porque oculta el verdadero eje de la película y no lo muestra más que en los últimos instantes. Os lo incluyo, ale:


También podéis escuchar la banda sonora original, en una edición especial extendida con 18 bonus tracks en Spotify. Banda sonora también, al menos a medias, de Carpenter, en su línea habitual. Ya me entendéis. Están vivos, en fin, es una película que se deja ver. No es un peliculón, pero resulta interesante si os gusta Carpenter o la ciencia-ficción de serie b, y que además, plantea algunos temas, si bien no muy discretamente, de forma honesta y apasionada.

23.11.09

Reseñas mínimas

· Them Crooked Vultures: Them Crooked Vultures (2009). ¿Qué ocurre cuando se unen tres músicos de la talla de Josh Homme (Kyuss, Queens of the Stone Age), John Paul Jones (Led Zeppelin) y Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters)? Pues que probablemente graben un disco tremendo. Y así ha sido en este primer álbum titulado como el grupo. Y si bien no diré que es un disco redondo al cien por cien, sí que tiene verdaderos momentos de magia: desde la inicial No One Loves Me..., que empieza un tanto simplonamente hasta que explota en un riff tremendo; o Elephants, con el legado guitarrero stoner de Kyuss sobrevolando toda la canción; Scumbag Blues, con una parte intermedia con teclados que recuerdan a Trampled Underfoot; Bandoliers; o Reptiles, una canción a la que lo único que le falta para ser perfecta es que la cante Robert Plant. Them Crooked Vultures es uno de esos proyectos de supergrupo que dará que hablar y que realmente destila calidad en su música: la batería, las líneas de bajo, los teclados, la guitarra típica de QOTSA... todo suena como tiene que sonar. Gran disco. Podéis escucharlo íntegramente en Spotify.

· Wayne Hussey: Bare (2009). El líder de los ya disueltos The Mission publica un disco en solitario y lo hace con una colección de versiones acústicas, tanto de canciones de otros autores, como de su propia banda: destaquemos, entre otras, A Night Like This, de The Cure; una cercana a la original With or Without You de U2, las preciosas Keep it in the family o Shelter From the Storm, o unas oscuras versiones del clásico de jazz My Funny Valentine o de la canción de los Beach Boys God Only Knows. Así, bare, desnudo de acompañamientos, se ofrece Hussey en este disco, un disco que es el reflejo de los conciertos que ha ido dando en solitario y que no está a la venta por los cauces tradicionales. Si os apetece un disco tranquilito o la voz de este histórico de la verdadera movida gótica, Bare os gustará también.

· Die Weisse Rose: A Martyrium of White Roses (2009). La rosa blanca fue un grupo de resistencia alemán en la época de la IIGM. Ahora esta banda danesa del sello especializado Cold Meat Industry toma su nombre para este proyecto de neofolk-martial industrial-dark ambient bastante interesante. Al igual que lo que hace Les Joyaux de la Princesse en Francia, su producción pretende ser una especie de "audiodocumental" que pone música a algunos hechos de la historia europea contemporánea. Los fragmentos trágicos de música clásica se suceden a los discursos en alemán y a los fragmentos más marciales... Tenéis una reseña mucho mejor y más profesional en Paramnesia. Podéis visitar su myspace y ahí escuchar alguna canción.


Die Weisse Rose - At the Doorsteps of Our Temple

Die Weisse Rose | MySpace Music Videos

22.11.09

Enlaces para hoy

Dos reportajes que he leído hoy en el suplemento dominical de El País (pronto acabarán las tazas de los Beatles, pero empezarán los posavasos, jijiji) y que, como también están online, querría compartir con vosotros:

· Enterrados por la basura: Los excéntricos hermanos Collyer acumularon toneladas de desechos en una mansión que acabó por convertirse en su tumba. Un libro rescata esta inquietante historia de amor por la basura en el Nueva York de la Depresión. Una historia sobre un síndrome de Diógenes en la Gran Manzana en los años 30.

· Nos vigilan:
Nos adentramos en un mundo vigilado y medido. Varios miles de ingenieros, matemáticos e informáticos rastrean y manejan la información que generamos a cada instante. Una llamada con el móvil, un pago con tarjeta de crédito, un click en Internet... Cientos de miles de ojos pueden adivinar nuestros gustos, nuestras aficiones y hasta nuestras pasiones. No estamos tan solos como pensamos frente al ordenador. ¿Es posible que hoy alguien no sepa absolutamente nada sobre usted? Stephen Baker, autor del libro Numerati narra las entrañas de un universo opaco formado por misteriosos personajes que ponen en jaque a legisladores de ambos lados del Atlántico.

Por cierto, la colección de libros Maestros del Terror que ofrece este periódico se basa en ediciones de Edaf, por si a alguien le interesa saberlo. Los libros (Poe, Lovecraft, Conan Doyle, M.R. James, etc.) serán entregados los lunes y miércoles por 1 euro más.

19.11.09

Discos que adoro (IV): Therion - Deggial


Siguiendo con las reseñas de discos a los que tengo especial predilección, avanzamos una nueva década y nos situamos en el año 2000, cuando Therion edita lo que sería (y sigue siendo) su obra maestra: Deggial.
Therion es una banda sueca (¿qué le pondrán allí a la comida para que salgan bandas como Opeth, Katatonia, In Mourning, o ésta?) que debutó en lo que era plenamente el death metal y poco a poco cruzó su sonido con el doom. Sus letras siempre han sido de caracter ocultista-filosófico, y en Deggial esa tendencia, además del poder de evocación de la banda, llegó a su cenit. En lo que toca al estilo de la banda, Therion había empezado a virar hacia un sonido mucho más sinfónico. En los años que van desde la publicación de Theli (1996) hasta The Secret of the Runes (2001) tenemos a una banda pletórica que realiza una fusión perfecta entre heavy metal de raíz ochentera y música clásica: las orquestaciones enlatadas de Theli dejan paso en los siguientes álbumes (Vovin en adelante) al uso de una orquesta real, se reemplaza la voz principal por un coro y se graban cuatro discos que son el verdadero ejemplo de cómo tiene que tocar un grupo junto con una formación de música clásica. Ni S&Ms ni mierdas: escuchad Deggial y veréis lo que es bueno.
El disco se abre con Seven Secrets of Sphinx, donde el marcado ritmo de la guitarra y la batería dan pie al coro. Eternal Return es un corte de una belleza sinfónica extraordinaria: tras una introducción coral y una transición acústica, llega la sección metálica, sobre todo a medida que se acerca la parte final, donde se ensambla la instrumentación heavy con todo lo anterior; ahí el juego de voces del coro (que se perfeccionaría en siguientes discos) hace un trabajo glorioso: el resultado es una canción llena de una hermosura y una oscuridad sobrenaturales.
Y es que el disco entero tiene como voces principales a un coro, excepto en una canción. Ese corte más heavy lo pone Flesh of the Gods, con un invitado de lujo: Hansi, voz de Blind Guardian. Pero es que hay tantas cosas destacables en este disco: La guitarra y el ritmo hipnótico de Enter Vril-Ya, la poesía acústica de Ship of Luna o Via Nocturna, las tensas cuerdas y el ritmo frenético de The Flight of the Lord of the Flies, la genial fusión de todos esos elementos compositivos en la pista Deggial...
El disco se cierra con una versión del O Fortuna de Carl Orff. Una manera de cerrar volviendo atrás en el tiempo, homenajeando a los cantos buraneses medievales, en un disco lleno de referencias místicas (Nietzsche, la misteriosa raza Vril-Ya...). Puede que los fanáticos del grupo vean en este álbum cómo la esencia más brutal de Therion se había perdido por el camino (poco tiene que ver éste con primeros trabajos como Symphony Masses: Ho Drakon Ho Megas u Of Darkness...), pero con el cambio, el grupo sale ganando. No sería así en sus últimos discos... pero eso es otra historia.



Deggial fue el disco con el que me introduje en el universo de Therion: una de esas compras a ciegas (que ya nadie hace; eran tiempos en los que aún no teníamos internet en casa) tremendamente afortunadas y un hito compositivo aún por superar. Cuando lo escuché por primera vez, pensé ¿en qué diablos piensa un grupo cuando decide grabar un disco donde todo es cantado por un coro y las partes sinfónicas llevan todo el peso del álbum? No me cabía en la cabeza. Y sin embargo, así es. La edición de lujo del álbum que se lanzó en su día consistía en un digipack -algo delicado- de terciopelo y un cd completamente negro. De los mejores discos del año 2000 y de la década en su estilo.



Podéis escuchar el álbum íntegramente en Spotify.
Con anterioridad:
I (años 70): Led Zeppelin - Physical Graffitti.
II (años 80): Thin Lizzy - Thunder and Lightning.
III (años 90): Alice in Chains - Dirt.

16.11.09

Enlaces para hoy

· ¿Einstein era un desastre en el cole? ¿Van Gogh se cortó una oreja? ¡Mentira! El siempre interesante blog Imperio Romano, dedicado a la Historia, nos ofrece un artículo que nos hace reflexionar sobre las Grandes mentiras de la historia.

· Y otro blog sobre Educación se viene a sumar a mi Igoogle: Textos deseducativos. Reflexiones muy lúcidas sobre la enseñanza hoy en día, un testimonio a pie de calle -el único que vale- de lo que pasa en las aulas.

· Sitio para nostálgicos y arqueológos de la informática: SPA2, proyecto destinado a la recogida, almacenamiento y preservación de todos los programas realizados para el Sinclair Spectrum y publicados en España.

· Mini manual para entender las calidades de las películas descargadas y no morir en el intento. Aunque la mayoría de las abreviaturas ya las conoceréis, quizá os interese saber qué es un Telesync o un DVB-Rip. Muy útil a la hora de saber qué estamos bajando.

· He actualizado de una vez Iconotropía con todo el material gráfico de las reseñas que faltaba por subir de septiembre y octubre, así como voy preparando (en la barra lateral) la lista de las mejores lecturas del año. Echadle un ojo.

13.11.09

S.T.A.L.K.E.R.: Shadow of Chernobyl, el suave apocalipsis


Pertenezco a una generación que creció con los videojuegos: a los 10 años tuve mi primer MSX y pude vivir la época dorada de la industria española a mediados de los 80. Desde entonces me han acompañado: tripulando aviones en el Chuck Yeager's Flight Simulator, perdido en medio del desierto con un protoGPS en París-Dakar, repartiendo estopa en Streets of Rage II de Megadrive, o ya en PC, dejándonos la piel en nuestras incursiones militares en Delta Force, explorando el castillo de un vampiro en Nosferatu: la cólera de Malaquías, o últimamente, explorando el mundo de fantasía de Dark Messiah of Might and Magic. En los últimos años he ido dejando de lado los videojuegos por diversas razones: el tiempo del que dispongo es una de ellas, y otra, que, en la mayoría de las ocasiones, quiero encontrar en un videojuego algo que me atraiga poderosamente la atención y que me anime a jugar (lo que en las antiguas Micromanía llamaban "nivel de adicción"), y si me lo ponen muy difícil o hay muchos prolegómenos, desisto. Después de terminar el Dark Messiah instalé el Necrovision, un FPS ambientado en la IGM, un período de la historia que me fascina, pero su dificultad me apabulló. Realmente parece un juego fantástico, con unos gráficos soberbios, pero no podía con él, así que lo dejé. Lástima. Pero el juego me había despertado las ganas de más, sobre todo de cara a una futurible reunión de los Reservoir Dogs, así que instalé el S.T.A.L.K.E.R.: Shadow of Chernobyl, juego del que hoy querría hablar y que me ha enganchado.

S.T.A.L.K.E.R.: Shadow of Chernobyl plantea un futuro apocalíptico en el que, al desastre nuclear que ocurrió realmente en Chernobyl, se sumó otro accidente en 2006. La historia se desarrolla en la Zona aledaña a la central nuclear y a la ciudad fantasma que quedó tras la evacuación del accidente, Prypiat, zonas que han quedado altamente contaminadas por la radiación y que están habitadas por animales salvajes, criaturas abominablemente mutadas y stalkers, mercenarios solitarios que malviven haciendo la guerra. En este panorama, el protagonista despierta sin saber muy bien quién es y qué hace ahí, pero tiene una misión: encontrar a otro stalker llamado Strelok y matarlo. Para ello deberá adentrarse en lo más profundo de la Zona para encontrarle y descubrir qué está ocurriendo realmente.

Esto es a grandes rasgos el argumento que plantea S.T.A.L.K.E.R. Pero si hay una cosa por la que me ha ganado el juego es por su ambientación. La partida empieza casi en campo abierto, cerca de un asentamiento de stalkers, con un cielo tapado y la vegetación baja y profusa. No sabemos si es que siempre ilumina esa luz malsana o es que estamos en un perpetuo ocaso. En ocasiones empieza a llover y la sensación de correr por la carretera con el chaparrón cayendo da la impresión de que nos está calando realmente. Los perros salvajes se han apoderado del campo y hay que ir con cuidado porque van en manada. Los grupos de casas que podamos encontrar están habitualmente tomados por bandidos que se resistirán con uñas, dientes y balas a dejar su plaza fuerte. En un momento determinado, unos soldados custodian un paso a nivel por el que hay que pasar si uno no quiere quedar frito por la radiación. Los militares dan la opción de pagarles un soborno y dejarnos pasar o dar media vuelta. Tras hablar con ellos, decido hacer como que estoy de acuerdo y salgo corriendo hacia la zona que me franquean: una lluvia de balas me responde. Al final, consigo eliminarlos y dejar el paso libre. Algunos de los personajes van dando misiones y submisiones que cumplir: el juego no es un simple FPS sino que tiene elementos de videojuego RPG (inventario, misiones, comportamiento de los PNJ de acuerdo con nuestra actitud). Visitamos almacenes abandonados, cementerios de coches, pantanos infectos, túneles de aire viciado, estaciones de tren, fábricas que la maleza ha tomado con los años... La música y la ambientación está increíblemente bien conseguida: la sensación de tristeza, de desesperanza y ruina es constante. Vas de un lado para otro y pronto te acostumbras a esa sensación de soledad que transmite el juego. En las idas y venidas de las misiones encuentras a otros stalkers, haciendo la misma ruta, intercambias algunas frías palabras con ellos y sigues tu camino. Llegamos en algún momento a núcleos más poblados, en los que podremos, por fin, conseguir más información, más misiones, y cambiar algo de nuestro inventario. Las numerosas bajas que hemos ido dejando atrás nos habrán nutrido de material: munición, botiquines o armas a gogó. Poco a poco, iremos acercándonos al núcleo de la Zona, visitaremos Prypiat y más al norte, en el extremo septentrional del mapa de nuestra PDA, la imponente mole de Chernobyl, el fin del camino (Todavía no he llegado y ya tiemblo sólo de pensar en ello).

Y es que S.T.A.L.K.E.R. es un juego cuyo acierto consiste en mezclar una serie de elementos que resultan una combinación muy atractiva: a ese ambiente insano que he intentado describir, se une la sensación de miedo que consigue transmitir. Miedo que transmite porque uno siempre tiene la sensación de estar sobre la cuerda floja: hay que ir con cuidado por donde uno anda, esquivando las anomalías radiactivas que siembran el mapa, evitando entrar en las zonas donde la radiación es letal (sin el traje antirradiación o incluso con él); el puro miedo que producen algunas escenas en sitios cerrados, donde las anomalías han creado una especie de fenómenos poltergeist (cubos y cajas que se levantan solos y vuelan amenazadoramente hacia uno), pero es también un miedo derivado de la acción, sobre todo en los laboratorios tenebrosos donde la poca luz y el radar que llevamos nos ponen en tensión continua por saber qué horrible criatura será la próxima en atacarnos.

Pero insisto: lo mejor del juego es su ambientación apocalíptica tan realista, que se ha conseguido tomando como bases las localizaciones reales de Prypiat y Chernobyl. Un ambiente enfermizo y de pesadilla que nos atrapa desde el inicio. El juego, no obstante, tiene algunos errores, sobre todo en la resolución de algunas misiones, o de reaparición (spawning) extraña de enemigos en ciertas zonas, lo que hace que en algunos momentos la cantidad de cadáveres esparcidos en un determinado nivel se vuelva surrealista. Con todo, los posibles bugs que pueda tener pueden sobrellevarse y seguir teniendo una buena experiencia de juego. Eso sí: hay que tener la tecla de grabado rápido a mano constantemente.
El juego me despertó el interés por saber en qué estado se encuentra actualmente la zona del desastre nuclear de Chernobyl. Estuve visitando las localizaciones afectadas en Google Earth (la zona tiene diversas construcciones en 3D, como la noria de Prypiat -the Wheel of Death-, o la misma central nuclear), viendo algunos vídeos en Youtube y leyendo páginas de gente que ha visitado la zona. Si no fuera porque, a pesar de todo lo que digan, tiene que ser malo ir allí y con lo tirillas que soy seguro que pescaría un cáncer o algo así, ha de ser un viaje increíble visitar la ciudad fantasma y la central. En fin, que para el caso, me quedo con la experiencia del videojuego: a fin de cuentas, unas experiencias y otras, ficticias o reales, tienen el mismo eco en nuestra memoria pasado el tiempo. [Enlaces de interés después del corte]


Enlaces:
*El videojuego:
· Página oficial del juego S.T.A.L.K.E.R.: Shadow of Chernobyl.
· Análisis del juego en Meristation.
· Foro en español del juego. Otro portal en español bastante completo.
· Mejor que el trailer (no me gustan los trailers con tanto video y pocas secuencias del juego real) es este video que da una buena idea de cómo es el juego.

*El Chernobyl real:
· El blog de Carl Montgomery, un australiano valiente (o algo loco) que se dedica a visitar sitios peligrosos: aquí podéis ver su sección dedicada a su viaje a Chernobyl y su FAQ.
· Video del susodicho Carl Montgomery en Chernobyl.
· La ciudad de Prypiat en Google Earth/Google Maps.
· Fotos de Prypiat de este mismo 2009.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...