8.7.09

Cine de verano: La historia completa de mis fracasos sexuales

La historia completa de mis fracasos sexuales adolece de lo mismo que muchos cómics englobados hoy en el género llamado "slice of life". Con frecuencia el autor (director, en este caso) tiende a pensar que él mismo es una gran historia por contar, que sus vivencias y sus penitencias pueden interesar al público. Y lo peor es que se empeña en demostrarlo. En Mis fracasos sexuales..., el director de cine independiente Chris Waitt se pregunta por qué todas sus relaciones sentimentales han ido mal (y mira que ha tenido un montón); el espectador lo tiene claro a los diez minutos de película: es un vago, un zarrapastroso y un insensible. Apenas sonríe en una escena de la última escena de la película. Para más inri, resulta que sufre de disfunción eréctil, y eso, chico, es algo que dificilmente hará que una relación funcione precisamente bien. Con lo que en la hora y media del metraje de su ficción documental, comedia en forma de reportaje o lo que sea que esta película, se hace inevitable pensar en algún momento "Por dios, ¿se puede ser tan imbécil?". Al final, la cinta se queda en un punto medio entre el humor condescendiente y la vergüenza ajena. Y eso que tiene que remontarla y terminar con un aparente final feliz ¿preparado? Lo que podría haber sido un interesante documento sobre la naturaleza de las relaciones entre parejas, los problemas que surgen de la convivencia, y de la dificultad, en fin, del amor, se queda en un ejercicio de ombliguismo patético. ¿Opiniones?

6 opiniones:

Kalmia dijo...

Pueees , le acabo de echar un vistacillo así por encima y el tío de primeras parece bastante apalizable XDDDDDDDD

Lidia dijo...

A mí me pareció un experimento muy divertido, aunque es cierto que se queda a medio camino entre el onanismo y la humillación pública (sobrecogedor, el momento sadomasoquista).

El hombre es un absoluto desastre y quizá esa sea su característica más "adorable": vago, egoísta, impuntual y con una higiene personal que deja mucho que desear. Un encanto, vamos. Me resultó difícil no sentir, al menos, cierta empatía. La perfección es aburrida.

Es cierto que la sombra de un guión previo sobrevuela algunas escenas, pero por lo visto en los extras y en las entrevistas que dio cuando vino a presentar la peli (con su mujer, la chica obsesionada por las manzanas), creo que todo fue fruto de la casualidad. O de la estadística, porque el tipo lo intentó con unas 300 mujeres...

Lidia dijo...

Ah, por cierto: el tipo está preparando la película basada en el documental. En principio, parece ser que la dirigirá el responsable de "Austin Powers, la espía que me achuchó", y está previsto que se estrene en el 2012.

pau dijo...

Yo cuando la vi me la tomé como una ficción, porque no me pude creer que alguien pudiera ser de verdad tan inútil como el protagonista. ¿En serio que es documental "documental"?
Al menos la escena de la Viagra espero que fuera ficción, por su propio bien...

Rorschach dijo...

Jua jua jua jua

Pero eso puede ser verdad??? No será otro caso al estilo Proyecto Bruja de Blair o Borat??

Me cuesta creer q alguien pueda ser tan patético (y no lo digo por sus fracasos sexuales)

Lidia dijo...

Hombre, no sé si es "verdad" en el sentido de "en directo"; lo más probable es que el tipo representase ante la cámara cosas que realmente le han sucedido en algún momento de su vida, pero sin llegar a ficcionarlas. Se trata de una recreación que, en mi opinión, no pretende engañar a nadie. El propio tono de la historia te previene de que no estás viendo una pieza de cinema verité.

Personalmente, que sea verdad o mentira me parece lo de menos. Es evidente que el tipo es un provocador. Depende de cada uno si entra o no en su juego.

Por otra parte, creo que hay un gran trabajo de montaje detrás del documental: probablemente grabase cientos de horas insulsas en donde no iba puesto de Viagra. Y el montaje es, por definición, manipulación...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...