19.11.09

Discos que adoro (IV): Therion - Deggial


Siguiendo con las reseñas de discos a los que tengo especial predilección, avanzamos una nueva década y nos situamos en el año 2000, cuando Therion edita lo que sería (y sigue siendo) su obra maestra: Deggial.
Therion es una banda sueca (¿qué le pondrán allí a la comida para que salgan bandas como Opeth, Katatonia, In Mourning, o ésta?) que debutó en lo que era plenamente el death metal y poco a poco cruzó su sonido con el doom. Sus letras siempre han sido de caracter ocultista-filosófico, y en Deggial esa tendencia, además del poder de evocación de la banda, llegó a su cenit. En lo que toca al estilo de la banda, Therion había empezado a virar hacia un sonido mucho más sinfónico. En los años que van desde la publicación de Theli (1996) hasta The Secret of the Runes (2001) tenemos a una banda pletórica que realiza una fusión perfecta entre heavy metal de raíz ochentera y música clásica: las orquestaciones enlatadas de Theli dejan paso en los siguientes álbumes (Vovin en adelante) al uso de una orquesta real, se reemplaza la voz principal por un coro y se graban cuatro discos que son el verdadero ejemplo de cómo tiene que tocar un grupo junto con una formación de música clásica. Ni S&Ms ni mierdas: escuchad Deggial y veréis lo que es bueno.
El disco se abre con Seven Secrets of Sphinx, donde el marcado ritmo de la guitarra y la batería dan pie al coro. Eternal Return es un corte de una belleza sinfónica extraordinaria: tras una introducción coral y una transición acústica, llega la sección metálica, sobre todo a medida que se acerca la parte final, donde se ensambla la instrumentación heavy con todo lo anterior; ahí el juego de voces del coro (que se perfeccionaría en siguientes discos) hace un trabajo glorioso: el resultado es una canción llena de una hermosura y una oscuridad sobrenaturales.
Y es que el disco entero tiene como voces principales a un coro, excepto en una canción. Ese corte más heavy lo pone Flesh of the Gods, con un invitado de lujo: Hansi, voz de Blind Guardian. Pero es que hay tantas cosas destacables en este disco: La guitarra y el ritmo hipnótico de Enter Vril-Ya, la poesía acústica de Ship of Luna o Via Nocturna, las tensas cuerdas y el ritmo frenético de The Flight of the Lord of the Flies, la genial fusión de todos esos elementos compositivos en la pista Deggial...
El disco se cierra con una versión del O Fortuna de Carl Orff. Una manera de cerrar volviendo atrás en el tiempo, homenajeando a los cantos buraneses medievales, en un disco lleno de referencias místicas (Nietzsche, la misteriosa raza Vril-Ya...). Puede que los fanáticos del grupo vean en este álbum cómo la esencia más brutal de Therion se había perdido por el camino (poco tiene que ver éste con primeros trabajos como Symphony Masses: Ho Drakon Ho Megas u Of Darkness...), pero con el cambio, el grupo sale ganando. No sería así en sus últimos discos... pero eso es otra historia.



Deggial fue el disco con el que me introduje en el universo de Therion: una de esas compras a ciegas (que ya nadie hace; eran tiempos en los que aún no teníamos internet en casa) tremendamente afortunadas y un hito compositivo aún por superar. Cuando lo escuché por primera vez, pensé ¿en qué diablos piensa un grupo cuando decide grabar un disco donde todo es cantado por un coro y las partes sinfónicas llevan todo el peso del álbum? No me cabía en la cabeza. Y sin embargo, así es. La edición de lujo del álbum que se lanzó en su día consistía en un digipack -algo delicado- de terciopelo y un cd completamente negro. De los mejores discos del año 2000 y de la década en su estilo.



Podéis escuchar el álbum íntegramente en Spotify.
Con anterioridad:
I (años 70): Led Zeppelin - Physical Graffitti.
II (años 80): Thin Lizzy - Thunder and Lightning.
III (años 90): Alice in Chains - Dirt.

3 opiniones:

Ignacio Carranza dijo...

Un disco impresionante! Sobre todo porque Deggial mas que un disco de Therion, es un disco casi solista de Christofer Johnsson.

Es de esos discos que te estremecen, te ponen piel de gallina algunos pasajes.

Todavía me quedo vibrando en el cuerpo la sensación que tuve escuchandolo entero por primera vez.

Ojala nuestro querido amigo sueco retome en el siguiente trabajo de estudio que esta grabando estos estilos de los discos "intermedios" de Therion. Gothic Kabbalah, y anteriormente el Lemuria y Sirius B no es que me hayan desagradado pero me gusta más el estilo de Theli, Vovin y Deggial.

VALK dijo...

Hola querido Cisne Negro. Soy seguidora de tu Blog desde hace meses, pero creo que nunca te he dejado un comentario. Decirte que tu Blog, me parece, interesante y educativo como pocos, ojalá hubiera más como tú. Darte las gracias por darnos a conocer a estos grupos sensacionales. No sé si conoces a Haggard, si no es así te lo recomiendo. Me he tomado la libertad de enlazarte a mi Blog, precisamente por lo que te comenté al principio. Gracias de una Canaria desde Gran Canaria.

Andrea dijo...

Gran disco, muchos recuerdos me trae :)
Es nuestro disco clásico para jugar rol, más exactamente Vampiro Edad Oscura!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...