15.11.10

Mujeres ricas... ¿en qué?

Me costaba entender -supongo que a ustedes les pasaría lo mismo- el porqué del repentino éxito de todos estos programas en los que nos enseñan unas enormes, fantásticas y lujosísimas casas (¿Quién vive ahí?, o algo parecido), o el que quería comentarles hoy, Mujeres ricas (La Sexta), una especie de seguimiento de la vida de cuatro cincuentonas pudientes en sus quehaceres cotidianos. Para el primer ejemplo aún no he conseguido dar con la clave de su éxito ni su razón de ser, pero en el segundo sí. Y es que, quizás, Mujeres ricas no sea un programa para restregarnos por la cara la vida de estas mujeres que, de tener un capricho, pueden gastarse lo que ustedes o yo ganamos en dos años para comprarse una Harley. Si activan su sentido de la ironía, verán que es un programa hecho con muy mala leche. Un programa que acentúa las miserias, el sinsentido, y, por qué no decirlo, la imbecilidad de estas mujeres que viven en el lujo más asiático. Unas llenas de bótox, otras yendo con tacones y vestido a trabajar de voluntarias a una granja para caballos maltratados, otra comprándose una moto de gran cilindrada sin tener si quiera permiso de conducir, otra aprendiendo a cocinar para darle una sorpresa a su marido y recomendar que "todas las mujeres deberían ir alguna vez al mercado para disfrutar y relajarse"... Es inevitable que, al terminar, pensemos "bueno, tendrá mucho dinero, pero al menos..." y aquí pueden elegir: "yo sé cocinar", "yo soy inteligente", "yo no soy una desgraciada"... Porque basta ver el programa para constatar que el dinero puede que ayude a encontrar la felicidad, pero desde luego no la crea.

(A publicarse en Ultima Hora el jueves 19)

9 opiniones:

Otis B. Driftwood dijo...

Tengo pendiente un análisis del programa para cuando acabe esta segunda temporada. Pero básicamente es lo que tú dices. Y al montador le deberían dar un Oscar, si para estos menesteres existiera.

Un abrazo.

Demóstenes dijo...

Jajaa, la verdad que nunca he visto el programa, pero empiezo a entender por qué hay quien gusta de ver a mujeres pudientes con sus problemas de exceso de liquidez.

Lidia dijo...

Tras el "caso Miró" de la primera temporada, me dieron ganas de irme a vivir a un koljós. En realidad, es un programa muy divertido. Los responsables no se molestan lo más mínimo en ocultar sus intenciones; me sorprende que algunas de las protagonistas hayan repetido experiencia.

Si os quedáis con ganas de más, siempre podéis echarle un vistazo a cualquier temporada de "The Real Housewives of...". En mi opinión, la edición más divertida es la de Beverly Hills. Uno se debate entre la carcajada, la vergüenza ajena y la náusea, aunque suele ganar la primera.

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...

Yo creo que esa clase de programas se cocinan con el mismo objetivo que Gran Hermano y demases. A España le gusta criticar y cotillear. Ese programa es el blanco perfecto, además emitido en una cadena principalmente "de pobres". No tiene ninguna otra misión salvo el de que el españolito medio pueda cotillear la vida de una ricachona (tontas y simplonas perdidas)y criticar su misma tontez.
Lo peor radica en que ese españolito medio se sienta, lo ve y pica el cebo.

Lidia dijo...

Creo que el deporte de cotillear es universal e inherente al ser humano, y no patrimonio del español (sea o no medio). Eso sí: en unas Olimpiadas, nuestro país ganaría medalla. De todas formas, el programa se inspira en un formato de la televisión estadounidense que está en vías de exportarse a varios países. Así que se trata de otra gran aportación de los USA al mundo.

Yo reconozco que lo veo y que me encanta. Me temo que tengo serios prejuicios hacia los ricos, así que el programa me sirve para exorcizar algunos demonios. Es más sano que subirse a un tejado y ponerse a pegar tiros :)

A otro nivel, lo veo como fuente de inspiración continua. Bajo el envoltorio del reality, las protagonistas del programa son grandes personajes de ficción. Y es que por más que me esforzara, yo jamás podría inventarme a una Nannis... Creo.

Alvaro dijo...

@Asunción Macián Ruiz: muy acertado tu comentario, definiste a la clase media, que en menos palabras es (o somos): personas que aparentan ser algo que no son (ricos) y por eso les llama la atención estas cosas (programas sobre ricos).

@Lidia: te cito:
"en unas Olimpiadas, nuestro país ganaría medalla" ¿Qué no nos conoces a los argentinos? Esa medalla tendría que compartirla España y Argentina. Que lindo que algo nos acerca a españoles y argentinos, jijiji.

Áncora dijo...

En "Españoles en el mundo" y en "Callejeros viajeros" tampoco se quedan cortos. No he conseguido encontrarlo en youtube, pero recuerdo una mujer en La India que tenía un pisazo de (creo recordar) 5.000 euros al mes de alquiler, salía en su limusina y le daba pena ver a un chaval pobre y decía "Ay, me da una pena... yo a veces les doy pan"... En fins...

Rorschach dijo...

Yo no puedo ver esos programas de ricos. Me empiezan a entrar náuseas, dar algunas arcadas... y tengo q quitarlo antes de q la cosa vaya en aumento :S

Por otro lado sí q me atraen más los programas q comparten momentos con gente de a pie, cada uno con su historia, y q son bien llevados con criterio. Pq también están abundando los programas de este estilo en q la persona q hace el reportaje no da para más haciendo unas preguntas subnormales, del más puro estilo de las mujeres que comentas en el post, o sencillamente desagradables. O esos montajes q parecen estar hechos por una persona bajos los influjos del speed o algo peor... frases inconexas, una detrás de otra, gente gritando a cámara, saltando de un lugar a otro... y q coño se supone q estás viendo!!?? no tiene ningún sentido! Es como si fueras caminando por la calle sin ningún sentido activado, y éstos se activaran aleatoriamente cada x minutos durante 10 segundos :p es casi como los flashes q te meten en las pelis de terror cuando quieren simular mucho caos

Pero eso sí, todavía no he visto ningún programa de este estilo q le llegue a la suela de los zapatos, pero ni de lejos, q el estupendo "Afers Exteriors" de mi querido Miquel Calçada. Me quito el sombrero, joder. La de emociones q he tenido viendo los diferentes programas.
Y vergüenza le debería dar al Sardà por hacer una copia tan burda y zafia de ese programa.

Bueno, quizás me quedaría tb con los dos primeros programas de "El convidat" ^^

autolatria dijo...

Y pues toda esa telebazofia de la que se alimentan "los pobres" llega es de afuera y para eso los españolacas son especiales..ahora, en italia y francia parece que tambien se produce de esa escoria..totalmente de acuerdo mucha risa, verguenza y nausea..por aca las cadenas mas vistas "las de pobres" ponen teleconcursos de "talentos" donde hacen que la gente se rebaje mas alla del ridiculo hasta el limite de la indignidad..y es como si dijeramos la pornografia de las emociones..hace años(los 80) en francia habia un espacio de "confesiones" al aire que se llamaba "psyshow"..y en general a la gente le encantan estas cosas..sean de alla o de aca en suramerica..y los critican pero no se los pierden..y a medusa decirle que en las cadenas "de no pobres" tambien les dan su basura..quiza un poco mas exquisita...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...