30.9.04

Miércoles Mágico Musical

Hay algunos "símbolos" (por llamarlos así) que son característicos de casi todos nuestros otoños. ¿Qué canciones te recuerdan estos conceptos?

1.- Café
"One more cup of coffee", de Robert Plant. Del disco "Dreamland", creo.

2.- Viento/Aire
"My electricity", creo que es la canción que más amo de The Gathering. "I send your name / up into the sky / and the wind blows it back into my face; / you see, even nature / reacts on me / and all my electricity / will make it across your sea..." La piel de gallina, lo juro.

3.- Nostalgia
"She came up from the north", de Demis Roussos. Uno de sus primeros discos, "On the greek side of my mind", es simplemente fantástico.

4.- ¿Conoces alguna canción que hable textualmente acerca del otoño?
"Autumn in New York", el clásico del jazz, cantado, por ejemplo, por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. "Autumn leaves", otro clásico de jazz. La intepreta muy bien Patricia Barber. "Autumn forever", del musical de Jeff Wayne "The War of the worlds". "Autumn in Ganymede", en el cd "Blue", de la Banda Sonora de "Cowboy Bebop", de Yoko Kanno. El "Otoño" de las Estaciones de Vivaldi...

5.- Tal vez para ti el otoño signifique una mezcla de estas sensaciones, o tal vez de otras distintas. ¿Qué canción te hace sentir a ti el otoño?
"The rain song", de Led Zeppelin, sienta muy bien cuando llueve. El disco de Norah Jones "Feels like home" también es muy otoñal. Para languidecer como la estación, lo mejor son discos como el "Thirteenth step" de A Perfect Circle, los de Lisa Gerrard, o el "Nightclub" de Patricia Barber.

29.9.04

30 de septiembre: Homenaje al Maestro - Defensa apasionada de la vocación

Gracias
Hoy quiero sumarme a las -me gustaría suponer- muchas actividades y homenajes que van a celebrarse en honor a la figura del maestro. Quiero hacer un repaso breve por mi trayectoria académica y dar yo también las gracias a algunos de los profesores que tuve. Quiero dar las gracias a don Jaime Guijarro, porque de él aprendimos los fundamentos de Ciencias y Sociales. Era un profesor a la antigua usanza, como los que ya no quedan. A mi primera profesora de Inglés, que me enseñó ese idioma como si fuera un juego y gracias a eso fue mi mejor asignatura durante muchos años. A Toni Figuera, a pesar de que sólo lo tuve un año, por las mejores clases de Literatura: de ésas que, en la adolescencia, te deslumbran y te enseñan el camino. Él tiene mucha culpa de que hoy sea filólogo. A Vicente Juan, por ser el peor profesor de Educación Física, es más, por enseñarme qué significa ser la antítesis de lo que debería ser un profesor. A Agustí Puigserver, por las clases de Filosofía de COU, que de verdad me enriquecieron. A Perfecto Cuadrado, por enseñarme que los profesionalidades de Humanidades hemos de tener una Ética my clara. A Luis Miguel Fernández, por ser, no uno de los profesores que más me ha enseñado en todos los campos de la vida, sino por ser un auténtico mentor. A todos estos y a muchos más les quiero dar las gracias por conformarme tal como soy. Yo, como todos, he tenido profesores malos, regulares y buenos. Quiero quedarme con los que, al menos, he aprendido de ellos lo que es -pero también lo que no es- ser profesor.

No es mala ocasión tampoco para reivindicar el papel del maestro en la sociedad. La docencia es cada vez más difícil: el profesor se enfrenta a un alumnado irascible, muchas veces en absoluto interesado en su materia, con otros valores, con otra escala de cosas de importancia. Para lidiar con esta turba hace falta valor. Y vocación: sólo creyendo verdaderamente en lo que uno hace, sólo teniendo verdadero amor por la educación se puede plantear uno esa titánica tarea. Y ahora hablo como miembro del gremio, o al menos, desde una profesión que está casi siempre enfocada a la docencia. Todos hemos conocido profesores apáticos, sin ningún interés por su tarea didáctica. ¿Es eso a lo que aspiramos? Siendo profesor, no sólo ofreceemos unos conocimientos determinados, sino toda una forma de ver el mundo a los alumnos, la pasión por la materia. Esto es lo que requiere ser maestro. Y nuestras carreras de Humanidades, más que ninguna otra. Si un químico molecular es arisco, tampoco es una desgracia. Si un empresario es tosco, qué le vamos a hacer. Un profesor no puede permitirse eso. Estamos ahí para que aprendan. Y, además, en asignaturas que contribuirán a enriquecer el pensamiento, a que los alumnos piensen por sí mismos, a que se sientan fascinados por el poder de la palabra en todas sus formas. Somos humanistas. Con nosotros pueden despertar futuros pensadores, futuros filósofos... ¿Hay algo más repugnante, pues, que ver la falta de vocación en una facultad de Humanidades? ¿Que incluso el profesorado universitario llegue a involucionar por el hastío que provoca su alumnado? A mí realmente me da asco sólo de pensarlo. ¿Qué futuro vamos a dar a los que vendrán si no creemos en lo que hacemos? ¿Qué ejemplo les damos? ¿Creéis que un médico puede ser ídem y odiar a la gente en general? Para terminar una carrera de medicina hace falta vocación. No sólo por el trabajo que conlleva, sino porque -supongo- uno se mete en ella para ayudar a la gente, para curar personas, no para amasar dinero. Teóricamente. Así considero que deberían ser las carreras de Humanidades. Nuestra carrera ha de ser un compromiso ético -y por eso citaba a Perfecto Cuadrado- con la sociedad, con el objetivo de intentar mejorarla, renovarla, de hacerla pensar, de crear o remover conciencias críticas que se sacudan el amodorramiento al que les someten las corporaciones y las modas. Hay que seguir luchando por ese ideal, porque, como le gusta recordar a Rorschach, el Conocimiento es Poder y la Educación es Libertad. Sigamos luchando, pues.

24.9.04

The top of the bill
Hace poco ha salido la maqueta de lo que pronto será el debut de The Bachaters, un grupo de post-punk funky cuyo primer trabajo, "Free night!", nos descubre una banda fresca, de canciones sin complicaciones, de instrumentación sencilla pero letras pegadizas y estribillos contundentes. El álbum tiene grandes momentos, como el inicial "Bach sucks", en el que el vocalista Stu nos obsequia con un alarido de bienvenida digno de Slayer, o la divertida "Menorcan Cow", basada en un poema de A. Rigo. Sin apenas riffs, con muchos "uo-uo-uo", el cd no deja de sorprendernos con temas como "Values in Es Baluard", "Gollum is biting Sauron", "The Night of the Hunter" y el final digno de una cantina de irlandeses borrachos con "Where´s the bathroom?", otra pieza muy celebrada. En los apenas 35 minutos que dura el cd, aún son capaces de hacernos una versión que raya el trash metal en "Fat Bottomed Girls", de Queen, cantada por el batería John Sebastian "El caño", otra del "Too drunk to fuck" de Black Flag, y la versión más hardcore que se ha hecho y se hará jamás de "Since I´ve been loving you" de Led Zeppelin. Sin duda, es una banda que dará mucho que hablar en los próximos años.

23.9.04

Aznar y Al Qaeda en el siglo VIII

Hay días en que la bitácora se escribe sola...

Aznar asegura que el problema de España con Al Qaeda 'empieza en el siglo VIII'

Cree que los atentados del pasado 11 de marzo en Madrid están relacionados con el apoyo del Gobierno español a la guerra en Irak, pero aseguró que viene de mucho más atrás. "España rechazó ser un trozo más del mundo islámico cuando fue conquistada por los moros, rehusó perder su identidad", dijo. [Fuente: Iblnews]

Declaraciones en exclusiva de Aznar para Cisne Negro: Y es que, claro, los muy cabrones de los moros querían tener toda la Península, pero los aguerridos reinos castellanos les quitaron esa idea a esos prototerroristas de mierda, que lo único que hicieron en la península fue construir cuatro mezquitas. Además, eran sucios, feos e incultos. Se lo merecían por hijoputas. Además, la guerra preventiva y las invasiones pacificadoras no son un invento nuevo: ya las hicieron nuestros abuelos los romanos, así que podemos dormir tranquilos. A mí, que me registren.

21.9.04

Hijos de puta

¿Cómo se puede ser tan hijo de puta de seguir los deseos del terrorismo, y en las mismas televisiones españolas, emitir la secuencia de la decapitación del último secuestrado en Iraq? ¡¿Cómo se puede ser tan hijo de puta?!

16.9.04

Apuntes sueltos

En la universidad encontré a Antonio Díaz. Si hay un hombre que te sube la moral es él. Le comento cómo me va. Se despide diciéndome: "Qué triunfes mucho. Tú vales." Siempre lo dice, pero eso no quita que siente bien cuando lo escuchas.

De vuelta a casa, hace un día precioso, pero a pesar del viento, el calor vuelve a picar. Y he cometido la imprudencia de dejar el coche de cara al sol, así que cuando entro, es una olla exprés. No importa, el trecho no es muy largo. En la vía de cintura una gran nube tapa el sol, y me recuerda cuánto me gusta cuando estoy en la playa, dentro del mar, y pasa lo mismo. Este año no he ido a la playa, ya véis.

Mientras conduzco, pienso en que ayer volví a escuchar la copia de seguridad del programa de radio que Manu, Ángel,
Blackie y yo comenzamos, pero después tuvimos que abortar. Hay algunos gags realmente buenos, y los falsos anuncios comerciales medievales son fantásticos. Qué pena que aquello no funcionara. Mi mente divaga sobre todos esos proyectos que hemos tenido: que si fanzines, que si cortometrajes, radio... Entonces pienso que la mejor película de aventuras que se ha hecho jamás se rodó en nuestras cabezas. Y se llamó "Las máscaras de Nyarlathotep". El director era Rorschach, y los actores Manu, Blackie, Emil, Didakos, Sera y yo. Qué jornadas aquellas, señores.

Y finalmente, una imagen de hace justo una semana. En la foto, algunos blogueros anónimos en la tertulia de Literarte sobre los viajes. ¿Qué estarán pensando sus perversas mentes? Toda la verdad desvelada en esta
otra foto.


Prime directive: exterminate the whole human race

15.9.04

Varia

· Esta mañana, en "Ruedo Ibérico", la directora de la revista Vogue, a propósito del polémico posado de las ministras en La Moncloa, declara: "Nadie quiere unos dirigentes políticos sin glamour". Sin comentarios.

· De la misma manera, hace unos días, en "Els matins de TV3", el mefistofélico presentador propone un tema de discusión que ya en su planteamiento viene envenenado: "És perillós el mestissatge a Catalunya?". De nuevo, sin comentarios.

· La veterana editorial
Laertes tiene su catálogo a disposición de los navegantes en internet. Clásicos y libros raros a un buen precio (ediciones ya con algunos años, todo hay que decirlo). Ayer recibí un pedido suyo contrarreembolso ("La mà encantada" de Nerval, "La lloba que fou" de F. Marryat (el autor de "El perro diabólico"), "Lesbia Brandon" de Swinburne (me comenta Ten Brinken que es difícil de encontrar; por cierto, felicidades, querida) y "Jurgen" de J.B.Cabell (que recomendaba Alberto Chimal hace unos meses: le he hecho caso, amigo). Busquen y comparen.

·
The Monster Movie Database. Edwin Daniel, al que también felicito desde aquí por su aniversario, me pasa esta completa base de datos de monstruos cinematográficos, la mayoría sacados de esas encantadoras películas de serie B. Vale la pena echarle una ojeada.

·
El blog de Quentin Tarantino. De verdad. Eso sí, "maintained by his editor". Qué os habéis creído, que es tan friki como para mantener un blog, ¿eh?

· Un arquitecto japonés chiflado por el modernismo y Gaudí construye un edificio digno del maestro catalán.
Aquí. Digno de ver.

· ¿Qué le pasó al blog de
Buenaventura? Parece que ya funciona, pero estuvo caído un par de semanas, por lo menos.

· Y el último enlace.
Viruete: we breath pop culture es una amena página que bebe de la inspiración de la cultura popular moderna y de un ligero toque retro-cañí. Buenos artículos, como "Diez secundarios de Los Simpson", "¿Por qué eran tan difíciles los juegos antiguos?", o "Gauntlet: que el mago coja las pócimas".

13.9.04

Cuando fuimos soldados

Antes de la batalla
No es lo que pensáis. Yo fui objetor de conciencia, y, hasta donde sé, todos mis amigos pidieron prórrogas de estudio hasta librarse del servicio militar. Os hablo de la temporada en que compartimos muchas noches de diversión jugando y muriendo en las áridas tierras de Delta Force 1. Nos constituimos en clan con un nombre de toda la vida (los Reservoir Dogs) y empezamos a jugar Galaz (Emil), Kaneda y un servidor con el nombre de Harlock. Más tarde, y casi al mismo tiempo que Kaneda desaparecía, se incorporaban al grupo el Sgt. Fury (Rorschach), Warbat y Didakos, aunque algunos de forma más esporádica que otros. Durante la primera temporada en que jugamos, no es por fardar, pero Galaz, Fury y yo formamos un equipo letal. Aquellas noches en las que jugábamos a defender el castillo (ese castillo en que, muchas veces, esperamos pacientemente a que nos asaltaran), o nos metíamos al "todos contra todos" oficial, eramos los mejores. Poco a poco nos fuimos organizando y yo mantuve una página web sobre el clan, donde subía nuestros resultados, tomas curiosas, nuestra filiación, etc. Llegó a tener más de 10.000 visitas. No obstante, había que rendirse a la evidencia: Delta Force 1 es un juego muy antiguo (de 1998), y la manera en que está programado crea un lag de juego tremendo. Las bromas y los enfados a propósito de ese lag (retraso entre que se ordena una acción y se ejecuta realmente dentro del juego) eran fantásticas. El grupo se cansó de tantas muertes estúpidas, de disparos que no surtían efecto, de enfrentarse a tramposos... Parecía que lo íbamos a dejar. Intenté sacar adelante al clan: lo abrimos para que pudieran entrar nuevos jugadores, puesto que hasta el momento era un grupo de amiguetes que se conocía de toda la vida. Entraron algunos reclutas, pero su paso por el clan fue discreto y nunca llegaron a conectar del todo. Porque aquello era más que un "clan", eramos unos amigos divirtiéndonos, haciendo bromas con la consola, diciendo tonterías, cantando por el canal de voz, insultando a los enemigos y celebrando las victorias. Era la adrenalina desatada al hablar con los demás mientras se cargaba la pantalla y empezábamos a correr para ponernos a cubierto.
El clan necesitaba un reto para seguir viviendo, así que nos alistamos a la liga española de DF1. No tendríamos que haberlo hecho. Nuestra preparación era nula. No teníamos estrategia, ni método, ni nada. Nos dieron una buena tunda en los tres o cuatro encuentros que disputamos. Finalmente, decidimos retirarnos. Ese fue el fin de los Reservoir Dogs en Delta Force. De eso hace como un año, o más.
Ayer hablé con Duffman, antiguo compañero de batallas de otro clan. Le pregunté cómo estaba el panorama. "La mayoría de clanes lo han dejado -me dijo-, está todo acabado". De repente, me encontré como si visitara un edificio en ruinas, del que aún se recordara la gloria de los viejos tiempos. Es hora de cambiar.
Este año voy a intentar convecerlos para seguir jugando. Vietnam no nos funcionó bien, así que les he sugerido jugar cooperativamente las misiones de Ghost Recon. Espero que resurjamos. Pero esos días de gloria de DF1 permanecerán para siempre en mi memoria como una de las épocas más divertidas de mi juventud.

Remembering good times

11.9.04

Well...I don't like the way the country's ran, don't you know, and, erm... that's pretty much what I was expressing in my poem. The government... the American government - they're sneaky, they're very deceitful, they're liers, they're cheats, they're rip-offs. I mean, the American government is one systematic government that... that nobody can trust. I don't trust them myself.

Este título tan bonito es parte de una entrevista que hizo el cantante de Godspeed you! Black Emperor a un "right-wing gun nut" y que suena de fondo en la canción "Blaise Bailey Finnegan III", en su disco "Slow Riot For A New Zero Kanada". La entrevista entera la podéis leer aquí.
Como el reciclaje es una de las virtudes cardinales contemporáneas, les injerto aquí lo que escribí hace dos años,
tal día como hoy.

Hoy el mundo mira hacia América y América se mira el ombligo más que nunca. Se cumple un año del trágico atentado terrorista en Nueva York y Washington. En todo este tiempo, Estados Unidos no ha sido, no ya capaz de encontrar un culpable de estos sucesos, sino que ni tan sólo se ha planteado el verdadero problema que se esconde tras las amenazas y el terror del fundamentalismo islámico. Hoy la televisión bombardeará a sus pobres espectadores con centenares de repeticiones de aviones estrellándose contra los resplandecientes rascacielos, personas desesperadas que se lanzan al vacío, llamadas desde móviles que se apagarán al mismo tiempo que las vidas de sus portadores, oficinistas emblanquinados por los escombros, heróicos bomberos descansando o siendo atendidos por los servicios médicos... Se izarán muchas banderas de barras y estrellas, se dirá mucho aquello de God bless America, se leerán los nombres de todas las víctimas... pero no se preguntará el por qué de este horrible e insidioso crimen. No se plantearán alternativas a la maravillosa idea de Bush de atacar Irak. No sabremos qué razones tiene para atacar el presidente americano, ni el primer ministro inglés, ni nuestro bigotudo Jose para respaldarle. No sabremos cuándo terminará la lenta matanza entre palestinos e israelís. Y tampoco se leerán, como no se hace ningún día del año, los nombres de los millones de personas que a diario mueren en nuestro planeta de hambre, miseria, guerras o enfermedades. Maldito mundo.


Fuck the flag
Bueno, en dos años pocas cosas han cambiado (sí, sabemos algunas de las razones de Bush; el bigotudo Jose ya no está entre nosotros -al menos, y de momento, políticamente, claro-...). El nuevo presidente Peta Zeta sacó a nuestras tropas y estos días repetía ante los medios que animaba a los demas a hacerlo. En la convención de malos malísimos de hace poco, Bush, agradeciendo -o simplemente recordando- a los países que le han ayudado en sus proyectos bélico-financieros, se olvidó de nombrar adivinen a qué país. A todo esto, ¿dónde está Wall.. digo... Bin Laden? ¿le construirán un chalet a Sadam en Guantánamo? ¿el mundo es ahora más inseguro que hace tres años sólo porque a alguien le derrumbaron dos enormes edificios llenos de gente? Un discurso que es básicamente dirigido a una nación (tampoco les importa mucho qué suceda fuera) se convierte mágicamente en un discurso global. Y los más listos (Putin, verbi gratia, pero también Ansar) se apuntan al carro. A todo esto, yo no lo he leído aún, pero aseguran por aquí que la visión de Spiegelman (autor de "Maus", único cómic premio Pulitzer de la historia) sobre los hechos del 11-S en "Sin la sombra de las torres" (Ed. Norma, 29€, de reciente aparición) vale mucho la pena. Les recomiendo su lectura a los económicamente desahogados.
Y, bueno, me quedo con la curiosidad de cómo retratarán toda esta época los libros de texto del futuro (según quién los escriba, claro). Seguramente será divertidísimo leerlos.
Por cierto, el próximo atentado será el 5 de enero de 2005. ¿Por qué? Ay, es complicado de explicar, pero todo está en los números. Si no es así, pues miren, mejor, ¿verdad? Pero si acierto, joder, tengo que poder decir que avisé. Y como no soy un tío asquerosamente rico como Paco Rabbane (o como se escriba) al que tanto le da que su reputación se resienta por su extravagancia meteórico-parisina, sino que más bien soy un pobre filólogo con un blog de mierda, pues tampoco pierdo nada mojándome.

American Dream
Nos decía Serra el otro día que "democracias" como la de Estados Unidos eran comparables a algunos reinados de monarcas absolutos del XVIII: una figura divina que ostenta todos los poderes, un senado (o cualquier otro órgano de representación) donde no hay ninguna oposición, unos intereses comerciales que han dado apoyo a la subida de esa figura divina y que gestionan la marcha del gobierno... Brrrrrrr... qué miedo. Prefiero al buenazo del Dr. Muerte. Ése sí que sabía llevar bien un país, caramba. Lean la saga "Doom: 2099 A.D. (After Doom)" y lo comprobarán. [Sí, acaba mal, pero es lo que tiene ser un déspota ilustrado]

9.9.04

Una tarde emboscado

Emboscado y yo fuimos a ver a Cristóbal Serra. Es envidiable la agilidad mental y la clara inteligencia con la que nos obsequia. Hablamos sobre pedagogía, poesía, Borges, Gil de Biedma (no demasiado estimados, creo, por Serra), Nostradamus, Fray Luis de Granada, y tantos otros, salpicados por ese sentido del humor que tiene. Después de despedirnos de él, fuimos a tomar algo y seguimos arreglando el mundo. Emboscado me decía: "Caminando por el Paseo Marítimo, viendo a todos aquellos tipos musculados, morenos, de camisetas de tirantes, nos dábamos cuenta de que nosotros somos los que sobramos en este mundo." En su blog seguía ese pensamiento: "Somos nosotros el error. Todo funciona perfectamente, las cosas obedecen a una lógica implacable. Las piezas encajan, el dinero corre. Nosotros, los emboscados, somos el error tolerado. Claro que, en cierto modo, como me recordaba un amigo hace poco, tenemos un ejército de empresarios, brokers, economistas y gestores trabajando para nosotros. Para que podamos permitirnos languidecer en una emboscadura con agua caliente." No puedo sino asentir (¿Recuerdan el dibujito de la torre de marfil donde ahora está la imagen de Mucha? Pues eso).

6.9.04

Referidos, algún día diré vuestros nombres

Esto de las estadísticas de la página es fantástico. Con ellas uno puede saber cómo llegan los visitantes a este blog. Yo sólo consulto dos datos: desde qué páginas los navegantes arriban aquí, y desde qué búsquedas. Las búsquedas son, sin duda, lo más divertido. Es increíble, primero, lo que la gente busca; segundo, que por los azares del buscador, esas palabras que se buscan aparezcan en la misma página del blog; tercero, que, por muy disparatada que sea la búsqueda, ¡el navegante entra en el blog para comprobarla!
Aquí hay un resumen de las búsquedas más curiosas por las que se ha accedido a este blog:
· preguntas frecuentes hechas por un sofista
· sombi (todo un clásico moderno de este blog)
· receta higado argentino
· porque el genesis es un mito
· el detergente ariel afecta a la contaminación
· mafias dentro de la musica clasica
· extasis de gabriela mistral
· qué es un filologo (¡ay!)
· basket cognitivo
· el pirata negro futbol comic
·
cisne negro y su ritual
· negro killer
· satanás y los zurdos
· burns excelente
· gathering anneke embarazada
· echado del habbo para siempre

[Edito con otras búsquedas que tenía apuntadas y que en su día no encontré]

· historias de las boleras en españa
· robert plant satanista
· galería entrepiernas
· tiburones mar balear presencia sutil
(qué bonita especie de haiku)
· los mejores traseros amateurs
· hombre nego fuck hombre negro
· créditos cofidis una mierda
(de ésta me siento especialmente orgulloso)

[Más]

· donde estamos las bulimicas
· matematicas en kabala
· en busca del cisne negro
· blog videoarte
· fotos de fantasmas prohibidas

Y es que en internet, como en todas partes, hay gente "pa' tó"...

3.9.04

Parecidos razonables (I): Elric vs Grendel vs Frazetta vs Conan

Elric de Melnibone Grender: Warchild

A la izquierda, famosa ilustración del Elric de Melniboné de Moorcock, que en España sirvió de portada al juego de rol de Joc "Stormbringer". A la derecha, una de las portadas de la serie "Grendel: Warchild" de Matt Wagner. Y aún habría más parecido: uno de los carteles de "Conan el Bárbaro" de Frank Frazetta , y el cuadro del propio Frazetta "A princess of Mars".




Remember: Hace un año (Sexo y arte - Poesía - Review de "La isla")· Hace dos años (Cuando los malos son los buenos - Por quién doblan las campanas - Enlaces curiosos).

1.9.04

Gaudeamus igitur, estultus sumus

La Universitat de les Illes Balears está muerta. No es algo nuevo, y muchos de los que por ella han pasado quizá lo adivinaron. Y algunos otros también sabrán de los esfuerzos que hicimos un grupo de personas, mientras estudiamos allí, por reanimar una facultad que, por su orientación, debería ser de por sí un lugar agitado: la facultad de Filosofía y Letras, en especial la que nos acogía: la de Filología Hispánica.
Yo, como muchas otras personas, supongo, llegué a la UIB con un palpable grado de ingenuidad. [Siempre que hago esta reflexión me vuelve a la memoria el poema de Gil de Biedma:

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante...]

Creía, inocente de mí, que allí encontraría el cauce para mis inquietudes intelectuales, la manera de desarrollar el espíritu literario, el interés por las artes, el debate con personas con las mismas aspiraciones... Pero fue un error.
Debo decir, en mi descargo, que nuestra entereza llegó a cristalizar en algunos actos: sacamos a la luz tres números de la revista Lázaro, montamos un ciclo de cine basado en literatura española, organizamos algunas actividades en el Día Mundial de la Poesía y del Teatro de 2000 y 2001... (creo).
Pero en el fondo eramos cuatro gatos. O tres: Paula Pascual, M.C. y yo. Cuando Magdalena se marchó a Madrid, quedamos dos. Otras dos de las personas que más valían también se marcharon a Barcelona: el poeta Alberto Abad y nuestro amigo Emboscado (allí ellos se embarcarían en otro proyecto: Gargaroi... pero eso es otra historia). Tuvimos ayuda, claro está, de algunos compañeros más, pero el grueso del trabajo era para dos personas. Cuando Paula y yo nos licenciamos, dejamos las riendas de Lázaro a los más jóvenes, con la esperanza de que ellos siguieran; pero yo presentía que habíamos editado ya su último número (y así fue). En ese número final me permití escribir un editorial algo duro al respecto, que me valió algunas críticas muy fuertes en internet (muy valientes, por cierto, porque venían de lectores anónimos). Raquel Gelabert, una de las chicas que en ese momento empezaban la carrera y una de las más brillantes (dentro de poco, si todo va bien, sacará un libro de poemas en inglés y castellano), en la que yo tenía depositadas mis esperanzas, dejó Hispánicas para empezar Filología Inglesa.
A día de hoy, la facultad está muerta y remuerta. [Todo esto, que yo sepa, claro] No ha habido ninguna actividad extraacadémica del alumnado (excepto alguna, glups, "filofiesta") desde que mi curso se licenció. El Día de la Poesía 2003 y 2004 no se celebró, y si se hizo, fue con nulo impacto. Ya no hay revistas, ni lecturas de poemas, ni nada.
Este años, una exbecaria y yo intentamos organizar un congreso de estudiantes de Hispánicas. De momento, ya que los primeros anuncios se hicieron a partir de mayo, el impacto y el interés ha sido cero. Lo que más me molesta -por no usar otros verbos- es el puto desinterés de la gente que estudia. Su rutina consiste en ir a clase, al bar, y a casa. Todo lo que no entre en el temario de examen no existe para ellos. A veces me entran ganas de poner una bomba en la ceremonia de entrega de diplomas.
He escrito todo esto sólo con una idea en mente, que vertebra el texto: la universidad no sirve para nada. Uno ha de servirse de ella para crecer, sin esperar nada más. Tenemos que utilizar la universidad en nuestro propio beneficio. Y no hablo de un puto papel que asegura que somos licenciados. Hablo de crecer intelectualmente. Ya que la universidad pone algunas facilidades para leer, asistir a algún acto cultural, clase interesante, etc., hay que aprovechar. ¿Que los demás pasan? Que les den. En los años que llevo en la universidad (carrera y doctorado), sólo he conocido a unas diez personas interesadas realmente por lo que hacían. Así que, en la universidad, la salvación es individual.
Pero voy a ser tan tonto, tan imbécilmente idealista, que voy a seguir intentando organizar ese congreso de estudiantes hasta el final. Es que no aprendo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...