27.9.11

La nostalgia digital y las trampas de la memoria

Ahora que entra el otoño, el clima cambia y la luz es diferente, no sé por qué, siento unas terribles ganas de volver a la Zona y jugar a S.T.A.L.K.E.R. de nuevo. Mientras que esperamos el advenimiento de la segunda parte en 2012, considero las posibilidades de volver a instalar alguna de las tres entregas anteriores. Me apetece volver a recorrer esas tierras arrasadas, a rebuscar entre los rincones, a bajar a los subterráneos llenos de anomalías y a cruzar enormes distancias desiertas. Pero si lo pienso un minuto más, me doy cuenta de que es sólo la nostalgia, que me prepara una trampa. En el fondo sé que, de volver, no sería lo mismo. No sería la fascinación de la primera vez. La lluvia no caería igual. Sabría exactamente qué hay tras cada recodo del camino, dónde intercambiar los objetos de mi rapiña, qué hacer en caso de una emisión nuclear. Los recuerdos me pueden por un momento, pero sé que, en el fondo, ya no sería lo mismo.
Me ocurrió lo mismo hace años, cuando después de nuestra experiencia en Delta Force 1 junto a otros miembros del clan (ver aquí la historia), volví a aquellos campos de batalla en la forma de Delta Force Extreme, el remake que Novalogic creó de aquel primer e imperfecto juego. Pero ya nada era lo mismo: ni estaban las mismas personas, ni teníamos las mismas armas, ni los campos de batalla eran aquellos que aprendimos a amar y odiar.
Atrapados entre el deseo de volver a revivir el pasado y la imposibilidad de resucitarlo y hacerlo efectivo, tenemos que contentarnos con evocarlo de forma amable, sin amargura, pensando que, sí, vale, estuvo bien todo aquello, pero ya no volverá, y más bien preguntarnos qué nuevos retos nos traerá el futuro.

2 opiniones:

Ignacio Carranza dijo...

Bueno, lo mismo sucede con todas las cosas de la vida. Lugares, amigos, mujeres, etcs...

Acaso solo algunos libros escapen a estas trampas infernales.

Sonja dijo...

Estas cosas pasan, no veas a mi el soponcio que me dio cuando hace escasos meses me acordé de la serie "Dentro del laberinto", esa tan buenisisísisma que no lograba ver porque me mandaban a la cama y se me ocurrió ver un capítulo.
En fin....hay mitos que es mejor no tocar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...