15.8.10

Dos versiones de cuatro estaciones

Me gustan las interpretaciones enérgicas de música clásica. Tal vez por mis gustos románticos o mi afición por la música más dura, pero me gustan esas interpretaciones fuertes, con carácter. Me gusta cómo suben y bajan los instrumentos, como atrona la orquesta antre un crescendo. No hay nada más aburrido que escuchar un Réquiem de Mozart en el que parece que el coro va a caer dormido de un momento a otro o unos Nocturnos de Chopin sin el necesario frenesí romántico al piano, que lo aporree y que lo acaricie cuando lo necesite el compás. Y también me gustan mucho las Cuatro estaciones de Vivaldi (bueno, en realidad me gusta Vivaldi en general, pero es cierto que a veces se llega a hacer un poco repetitivo). Es por eso que me gustan dos interpretaciones en particular de su obra más conocida. He escuchado muchas versiones, pero hay dos, para mí, excepcionales.

La primera es la de Nigel Kennedy y la English Chamber Orchestra. La conocí estando todavía en el instituto y me pareció fabulosa. Su fuerza radica principalmente en el extraordinario talento como solista del virtuoso violín de Nigel Kennedy, que mimetiza con su arco todos los matices que Vivaldi pretende capturar de la naturaleza. La endiablada velocidad de sus notas y su enérgica interpretación hacen de sus Cuatro estaciones una experiencia inolvidable. Naturalmente, Kennedy no es el único responsable de este magnífico resultado. La English Chamber le arropa y le da verdadero sentido a todo el conjunto. La tormenta de nieve final de L'inverno, el adagio de L'estate... Todo suena de una forma gloriosa.

Y la otra es la de Il Giardino Armonico, un grupo de músicos italianos especializados en música barroca y especialmente en Vivaldi. Su versión fue muy popular a mediados de los 90. Yo había estado buscando una versión de las Estaciones del monje rojo que rivalizara con la de Kennedy sin éxito. Pero cuando me regalaron la versión de Il Giardino Armonico supe que por fin mi búsqueda había concluido. En la versión de estos italianos no es que el violín solista sea un virtuoso, es que es todo el conjunto el que suena rotundo, emulando de una forma perfecta esa naturaleza viva de las estaciones. Con la melodía a veces convertida en un minúsculo trino, otras atronadora como una tormenta en ciernes, es la orquesta en pleno la que suena grandiosa, con un poder inusitado en las interpretaciones clásicas. Cómo estalla el presto de L'estate, con todos los instrumentos desbocados, con las fuerzas de un oleaje que se aleja y vuelve a acercarse; cómo, incluso en movimientos más reposados, como en el adagio molto de L'autunno, Il Giardino es capaz de lucirse con una melodía lánguida y un clavicordio espectral...

En fin. Tanto una como otra no son interpretaciones al uso, no son monótonas versiones de la filarmónica de turno de noséqué ciudad de Europa del este... Estamos ante dos maravillas de la música clásica. No podría quedarme con ninguna de las dos, porque ambas, en sus semejanzas, son muy diferentes pero a la vez geniales. ¿Estáis de acuerdo, las conocéis? ¿Qué otras interpretaciones -hechas con toda el alma, como diría mi hermana- os apasionan?

Bonus (si tenéis cuenta en Spotify):
· Las cuatro estaciones de Nigel Kennedy & The English Chamber Orchestra (reedición 20 Aniversario) en Spotify.
· Las cuatro estaciones de Il Giardino Armonico en Spotify.

6 opiniones:

Wild flower dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=PipHtumoiL0
Magistral! A mi esta música me trae muy buenos recuerdos de la infancia. Vivaldi, me encanta junto con muchos otros: bach, chopen, schubert, beethoven y como no beethoven y su requiem. Precioso. ¿Por qué sera que a la mayoría de los metaleros también nos encanta la múscica clásica? XD

Bueno, decir que no había oído estas interpretaciones, ya que, tampoco es que sea una experta en la materia.

En cuanto a interpretaciones, te recomiendo algunas de john dowland (mi compositor favorito). Se que no es lo mismo, esto es música renacentista, pero es preciosa. Los dos discos son:
1.Songs from the Labyrinth, de sting y Edin Karamazov (mi laudista favorito)
2.Clear or claudy de Valeria Mignaco, soprano & Alfonso Marin, lute.

Toma, enlaces, espero que te guste:
http://www.youtube.com/watch?v=jkRrzAo9Wl4
http://www.youtube.com/watch?v=qHJQnqGcQuw

Wild flower dijo...

Perdon en el segundo B. queria decir mozart XD

Alvaro dijo...

Mi primer impulso después de leer lo que escribiste en el post sobre el Réquiem y los Nocturnos fue contratar un hacker para que aniquile tu blog y toda tu cibervida, pero me alegra que disfrutes de una buena interpetación de Las Cuatro Estaciones, que por cierto, por lo menos a mí, me gusta escuchar esa obra cuando quiero ponerme "intelectual", jijiji. Buen blog, pero recuerda: "un gran blog conlleva una gran responsabilidad".

Cisne Negro dijo...

¡Ojo, Álvaro! No he dicho que no me gusten el Requiem o Chopin; al contrario. Lo que digo es que no me gustan las interpretaciones lineales y aburridas. El "Dies irae" ha de sonar tremendo, porque para eso habla de lo que habla. Chopin ha de sonar romántico, no cursi. A eso me refería.

ballener0 dijo...

Hoy pasaba por la FNAC de Madrid y he encontrado la edición 20 aniversario del de Nigel Kennedy por 12.5€, incluyendo un DVD donde se ve al conjunto interpretando la obra. A ver cuándo la puedo escuchar cómodamente, porque cuando Maria me puso el disco en su casa hace nada (ya es casualidad) lo flipé bastante.

maria dijo...

Les Quatre Estacions és una d'aquelles obres que per la repetició de versions perverses o, més que això, buides, acaba passant a una segona al racó de la caspa (la novena de Beethoven és una altra afectada per aquest fenomen). És per això que la versió que comenta el ballener0 més amunt, de Kennedy amb la Berliner em va deixar astorada la primera vegada que vaig sentir l'hivern a la ràdio. Just això "d'emular la natura viva" és el que crec que han de ser aquestes 4 estacions.

Ara estic amb la de Il Jardino, a veure què tal!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...