3.3.10

Avalancha de reseñas extremas mínimas (VII)

Este 2010 va a ser el año en que muchas grandes bandas del metal extremo publican nuevo álbum. En lo poco que llevamos se va acumulando el trabajo de recensión, así que voy a intentar salir del paso como pueda, dando cuenta mínimamente de los discos que he estado escuchando y que me han llamado la atención por uno u otro motivo. Sentíos libres de no comentar. Y allá vamos.

· Ihsahn: After (2010). Volvió el más grande con un nuevo disco en solitario, después del emblemático The Adversary y el más flojito AngL. En este After, Ihsahn sigue el camino de experimentación que se marcó en los anteriores. El cambio más notorio de este disco es la incorporación del saxo al repertorio de los instrumentos musicales del progressive black metal de este artista. Una apuesta arriesgada que otros grupos decidieron asumir también (me vienen a la mente, por ejemplo, el precioso disco Am Universum, la obra maestra de Amorphis, o, en otro ámbito musical, Skeletal Family), de la que Ihsahn es consciente, influido, creo yo, por su relación con los miembros del grupo Shining, enfocado este último en una paranoica mezcla de jazz y extreme metal (ver su último álbum Blackjazz). A mí personalmente After no me ha acabado de entrar, quizá es que no le he dedicado suficientes escuchas. Tiene momentos muy interesantes, verbi gratia la inicial The Barren Lands o Frozen Lakes on Mars, o el retorno al más puro black metal de Emperor en A Grave Inversed, pero no sé... quizá es que idolatro el disco del Adversario y no veo más allá. En Spotify sólo tenemos disponible, de momento, su anterior AngL.

· In Mourning: Monolith (2010). Éste era otro de esos discos que esperaba con emoción tras el descubrimiento el año pasado de Shrouded Divine. Estos suecos están consiguiendo encontrar su propia voz en el campo del melodic death metal, alternando pasajes pesados y llenos de fuerza con otros de belleza y tranquilidad acústica. Quizá la obertura con For You to Know tenga algún deje comercial en su estribillo, pero cuando llegamos a The Poet and The Painter of Souls vemos que no nos hemos equivocado: la canción se convierte en un auténtico tour de force de violencia rompecuellos, o The Smoke, con un pasaje fantástico de cambios de ritmo. Supongo que son cosas de la costumbre el decir que Monolith no llegue a la altura de su anterior largo, de nuevo habla la percepción de la novedad. Pero está claro que In Mourning van a convertirse en un referente en el panorama del death metal. En Spotify, de nuevo, sólo podemos escuchar su anterior Shrouded Divine.

· Orphaned Land: The Neverending Way of the Orwarrior (2010). Otro disco esperadísimo, y más teniendo en cuenta que su anterior Mabool databa ya de 2004. Esta nueva entrega va a rivalizar con el tiempo con la calidad de su anterior Diluvio, y si no, al tiempo. Desde el inicial Sapari hasta el epílogo de esta historia, este disco vuelve ser una lección de cómo mezclar sabiamente la música tradicional (en este caso de su tierra, sobre todo) con el death metal melódico. Aunque, si hay que ponerle una pega, creo que sería las voces guturales, que no acaban de cuajar en el conjunto. Pero por lo demás, estamos ante un monumento hecho música. Repito: debe de ser una deria mía, pero la manera en que Orphaned Land engarza la música e instrumentos tradicionales del Mediterráneo oriental (Bereft in the Abyss, Treading Through Darkness, o la grandiosa New Jerusalem, capaz de competir en belleza con Building the Ark, del Mabool) con el metal no lo consigue ningún otro grupo. Este álbum sí que lo tildaría de recomendadísimo. Además, este sí que lo tenéis en Spotify.


· Stone Circle: Myth (2010). Y termino con un descubrimiento: Stone Circle, un grupo del que vi su álbum para descargar en noséqué blog y luego una reseña muy lúcida en The Inevitable Nose, otro blog que ya os enlacé hace poco. Myth ha sido una agradable sorpresa. Entiendo a quienes los tildan de copia de Opeth, por aquello de mezclar fragmentos acústicos con death metal, pero yo creo que Stone Circle sabe aprovechar sus propias cualidades para tomar distancias. La inicial The Puzzle nos pone sobre la pista: quizá exagera un poco en cargar las tintas de las voces guturales, pero cuando, sobre el minuto 4, entra la sección acústica y la voz melódica, uno dice aquí hay tomate, señores. Así que, si unimos esas dos características, con unas mínimas pizcas de melancólico shoegaze y hasta de stoner (el inicio de The Greatest Lie me recuerda no sé por qué a Kyuss), encontramos un disco que suena bien y que es la carta de presentación de un grupo que puede dar mucho de sí. Por cierto, otra de esas portadas que, como la de Orphaned Land, anima a escuchar el disco.

Quedan pendientes otros pesos pesados que han editado este mismo año, como el Aealo de Rotting Christ, lo nuevo de Eluveitie, In Vain o Carach Angren, así como descubrimientos como Portal, Shining, Whispered o Blan Barr.

3 opiniones:

J.A.Vidania dijo...

Hei! De los discos que reseñas poco puedo hablar, a excepción del de In Mourning que el otro día regresando de Bcn me pusieron tres o cuatro temas y me parece que como dices van para atrás como los cangrejos, al menos a mi gusto, pero que seguro se harán con un nombre en la escena. El de Insahn tarde o temprano lo escuchare, yo siempre he sido fanático de Emperor y le tengo bastante aprecio al amigo, aunque Prometheus sea un disco insoportable para mi, por lo barroco y recargado que es, en solitario me gustan tanto Adversary como Angl. De Orphaned Land pues les tengo perdida la pista desde El Norra pero siempre me gusto su combinación de elementos tradicionales con el Doom, a los Stone Circle no les tengo fichados, pero rapido arreglo eso :) Saludos! V

J.A.Vidania dijo...

No me tengas en cuenta, la elección aleatoria de los signos de puntuación del comentario anterior, que es domingo por la mañana jejeje. Otro saludo! V

James dijo...

Thank you very much for the Stone Circle - Myth review, really appreciate what you are saying.

James

~Stone Circle~

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...