22.2.09

Reseñas extremas mínimas (III)

Hoy, otro post de esos que nadie comenta. Algunas impresiones rápidas de discos completamente marginales, no aptos para oídos ortodoxos:

· Wolves in the Throne Room: Malevolent Grain (2009). Todo el mundo hablaba maravillas de sus anteriores discos, Diadem of 12 Stars y Two Hunters, pero a mí nunca me llamaron la atención. Será que no les dediqué demasiado tiempo. En cambio, este EP aparecido este año, que sólo contiende dos canciones, sí tiene algo interesante: en su primer corte, protagonizado por primera vez por una voz femenina, marca una nueva dirección experimental del grupo que lo lleva al shoegaze y a un sonido que recuerda a Alcest.

· Sghor: In Nomine Christi An Instrumental Journey (2008). Un disco que es toda una curiosidad. Sghor es catalogado como depressive black metal... ¡cristiano! Vamos, que en el diccionario debería venir una foto del grupo al lado de la entrada de oxímoron. Sghor es... es inclasificable. Hay fragmentos muy ambientales y oníricos, hay partes de una instrumentación muy pobre, repetitivas y mesméricas, hay black metal (instrumental) tocado como a destiempo, como queriendo invertir su naturaleza (que debe de ser lo que en el fondo se busca) ... Una mezcla sin duda sorprendente y original.

· Khaatarsys: Verses in Vain (2007). Les han llamado un poco prontamente los Opeth de Galicia, y es que, a pesar de que es un grupo interesante, quizá las comparaciones sobren e incluso afeen. Black doom progresivo de buena factura, aunque, creo yo, todavía sin una dirección concreta, lo que resta brillantez al conjunto: la banda toca muchos palos, pero no se queda con ninguno. No es que tenga que hacerlo, pero el hecho de no hacerlo tampoco se convierte en una manera de tocar con una identidad propia. Aún así, una banda con un gran porvenir.

· Pyramids: Pyramids (Hydra Head Records, no confundir con otros grupos homónimos; 2008). Otro disco muy difícil de encuadrar. ¿Dream black metal, metalgaze, post-rock con fondo experimental extremo? Se hace muy complicado decir qué música tocan Pyramids. Podríamos intentarlo diciendo que suena a una especie de post-rock instrumental atmosférico, como de ensueño (o más bien de pesadilla) en cámara lenta (aunque no por el ritmo), con constantes ramalazos de una caja programada a base de blast-beats del black metal. Si me he de quedar con uno de los cuatro discos comentados, creo que sería con éste, pero que quede claro que esto no son recomendaciones, sino simplemente reseñas.

4 opiniones:

Jokin González dijo...

Es que comentar es difícil cuando la mayoría de los grupos los descubrimos de tu mano… No se puede llevarte la contraria cuando sólo tú conoces el tema :P

Pablo Serrano dijo...

Te falta "El Columpio Asesino". Toma comentario, listillo.

ballener0 dijo...

La portada de Pyramids es de las mejores cosas que he visto en muchísimo tiempo, una pasada.

Hator dijo...

Pyramids, Rapidshare
Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...