29.1.11

Los SMS desafían al idioma

Con este título publica este pasado viernes Luis María Ansón un artículo en El Cultural (ver texto original aquí) en el que lanza una invectiva sobre el lenguaje SMS, sobre todo el que diariamente aparece en los canales de televisión como mensajes del público. Es un hecho el extendido uso que tiene el lenguaje SMS entre la población (si hemos de creerlas, las cifras que maneja Ansón dicen que más del 50% de lo que se escribe en nuestro país corresponde ya a los SMS). Pero es este un uso que sobrepasa el ámbito privado.

Todos los días, en cada uno de los canales de televisión, se reproducen, escritos sobre la pantalla, centenares de SMS que leen millones de españoles. Si la ortografía se aprende sobre todo en la lectura, el efecto de los SMS en televisión podría resultar devastador.

Visto que "si la ortografía se aprende sobre todo en la lectura, el efecto de los SMS en televisión podría resultar devastador." Ansón cree que el uso indiscriminado de este lenguaje puede tener consecuencias de impacto para la lengua, que terminaría empobreciéndose y siendo mutilada. ¿Pero cuál puede ser la solución, al menos en el caso del ejemplo que pone, el de los SMS de los programas de televisión? Para el académico, la solución podría pasar por la figura del corrector.

Tradicionalmente los periódicos convencionales serios han dispuesto siempre de uno o varios correctores de estilo que garantizan al lector una escritura correcta en informaciones, noticias, reportajes, entrevistas, crónicas y artículos. Se trata de establecer la misma fórmula en cada canal de tv, de manera que los mensajes reproducidos mantengan exactamente lo que quieren decir sus autores pero que aparezcan en pantalla con una redacción adecuada y una ortografía correcta.

En este sentido creo que Ansón peca de ingenuo si cree que las televisiones privadas van a hacer aunque sea un gasto mínimo en alguien que corrija los errores ortográficos de los mensajes de texto. Si en los periódicos convencionales el corrector está cada vez más arrinconado (lo sé por propia experiencia), y se supone que en un periódico se ha de velar por el buen uso de la lengua, en las televisiones se me antoja un puro chiste que se les proponga a sus directivos que inviertan en ello. No creo que la cuestión suscitara ni tan sólo el interés para una de esas ficticias "12 causas" del teleproyector de basura de Vasile llamado Telecinco.

¿Puede ser una solución real la del corrector filtrando los sms en televisión? No lo creo. Otra solución, quizá más sensata, sería la de concienciar a los usuarios en los ámbitos de uso del lenguaje sms. Aunque es algo que personalmente creo que puede ser muy difícil o más bien imposible, visto el panorama que reina. Si los jóvenes están cada vez menos acostumbrados a tratar de usted a los desconocidos o simplemente como tratamiento de respeto, ¿cómo decirles que hay ámbitos en los que el lenguaje SMS que respiran no es adecuado? Le veo difícil solución al asunto.

[Ver Los SMS desafían al idioma]

4 opiniones:

AnnaRaven dijo...

Uuuyyyy el profe de lengua que hay en ti está un tanto depre con las perspectivas de ortografía de los "jóvenes de hoy", eh?

Aunque la redacción de los chavales, en general, es bastante mala, creo que pecamos de ingénuos al creer que el tremendo acceso a la información que tienen, les sirve para discernir cuándo "cambiar de momentos". Por lo menos en mi experiencia, la tarea más ardua es que entiendan esa diferencia de la que hablas:
-A tu amigo Fede me da igual cómo le mandas el mail, pero si a mí, como profesor, me mandas un mail sobre un trabajo, no puedes ponerme:
" S k el otro lo perdió Javi aqui te mando ste q hice yo"

Tienen multitud de datos en la cabeza pero realmente les falta aprender cómo se gestiona todo eso. ¿Para qué sirve que memoricemos una lista de eventos que podemos consultar en wikipedia si después las consecuencias de esos eventos nos son presentadas en un escrito de corte más literario (aunque sea científico) y no somos capaces de reconocerlos? Del mismo modo, ¿por qué voy a esforzarme en escribir bien si, total, se entiende lo que quiero decir? Como siempre, a nosotros nos fastidiaba que en Ciencias naturales nos bajasen por las faltas... pero eso nos obligaba a fijarnos más. ¿Te imaginas acabar un examen de mates con "k no macuerdo dsta" ? ¿Lo que nos hubiese caído encima?

Sonja dijo...

Hombre yo diría que ante todo en la vida rige la práctica y el sentido común, pretender que los usuarios escriban bien y pierdan su precioso tiempo haciéndolo es absurdo, incluso yo que soy algo puntillosa reconozco que escribo mal en sms.

¿No sería posible que los móviles llevaran un pequeño programa-diccionario que completase las palabras automáticamente y no hubiera que teclear tanto?

Esa para mi sería la única solución.
Saludos.

Demóstenes dijo...

Yo no creo que el problema sea la escritura abreviada en los SMS, porque en mi opinión la gente sabe compartimentar y utilizar ciertos registros para los momentos adecuados.
La concienciación no vendría de escribir los mensajes sin abreviaciones, porque el problema del límite de caracteres está ahí, sino evitar el uso indiscriminado de tales abreviaciones. Con la excusa de "me ahorro tiempo" hay gente que escribe "xq" en vez de "porque" y cosas así, cuando en realidad poco tiempo ahorrar, pensándolo fríamente.
En el ordenador pasa lo mismo, si los canis son capaces de escribir con cUaTroHCiENTasH haches y mayúsculas intercaladas y demás chorradas, son capaces de escribir con gramática correcta y acentos (que es más fácil, no?).

Alvaro dijo...

El problema, creo yo, está relacionado con la percepción errónea que se tiene del uso del lenguaje actualmente.

Se supone que el lenguaje escrito debe ser realizado de forma clara para que el mensaje llegue también de forma clara al enunciatario y lo decodifique de forma rápida y precisa (en el mejor de los casos). Pero hoy en día, se ha dejado de lado la claridad y en quienes escriben mensajes de texto por ejemplo, predomina la velocidad de redacción antes que la claridad. Sí, dicen que los textos de sms se entienden igual, pero la razón está en que la riqueza verbal de los sms es muy pobre (sobre todo los que contienen mensajes rápidos): se entienden porque siempre se escriben las mismas palabras "abreviadas", que ya se han institucionalizado y por eso todos las entienden, por ejemplo: "xq" (porque), "sta" (esta o está, según el contexto), "dsd" (desde), y muchas más. Pero el problema aparece cuando los redactores de sms deben escribir o leer otras cosas además de los mismos mensajes de siempre, ¿cómo se hace para escribir un sms con un mensaje que merezca realmente leerse y deba escribirse correctamente para entenderse?

El problema está en que se mutila el idioma para ahorrar tiempo y el uso constante de esta mutilación hace cambiar la percepción del lenguaje, en consecuencia, este hábito se traslada a otras áreas donde no es correcto escribir así. Además está la vieja razón: "la gente ya no lee como antes". En mi caso, yo me declaro culpable de los sms mutiladores del lenguaje, pero lo hago para ahorrar tiempo cuando debo enviar algo rápido. Aun así, en otros ámbitos, escribo lo más correctamente posible (eso espero), porque tengo el sagrado hábito de la buena lectura y sé ubicarme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...