27.4.11

The Boatman's Call

Ayer fui a comprarme una camisa. Volví con una camisa, dos cds y dos cómics. En cuanto a música, encontré una versión de las obras de Bártok interpretadas por él y por Benny Goodman (si tenéis Spotify, concretamente es éste). La grabación es de los años 40 y suena bastante mal, pero tiene ese encanto de las grabaciones antiguas... Y el otro cd era The Firstborn is Dead de Nick Cave. Concretamente la remasterización de 2009, que viene en un doble digipack con un bonus dvd (si tenéis Spotify, concretamente este otro). 
Lamentablemente para mí fui de los capullos que se compró unos cuantos cds de Nick Cave & The Bad Seeds cuando, hace un par de años, se ofrecían de saldo. Evidentemente, esto fue porque la salida de la susodicha remasterización era inminente. Pero es que ahora me encuentro con esa misma remasterización de saldo. Es increíble. Así que, mientras me planteo si volver a comprar otra vez el disco que ya tengo porque la nueva edición es mejor (que levanten la mano los que, como yo, pican muchas veces en dicha treta), me pongo a escuchar el disco, que tampoco me acaba de matar, y de paso vuelvo a poner The Boatman's Call, uno de esos que tampoco tenía muy escuchado hasta ahora, pero que he redescubierto gratísimamente.
Si una de las cosas que me gustaba de Nocturama (2002), era el predominio de las canciones lentas y melancólicas, en The Boatman's Call (1997) es eso precisamente lo que encontramos. Editado justo después del memorable Murder Ballads, Cave acababa de pasar por la ruptura con su mujer y con PJ Harvey, y el resultado del disco es obvio: un disco triste y dedicado al (des)amor. Junto a canciones muy conocidas de su repertorio, como Into my arms o (Are you) The one that I've been waiting for?, hay otras igualmente bellas como Lime Tree Arbour o There's a Kingdom, pero básicamente todas van hacia la misma dirección. Las melodías muchas veces incluyen un doliente violín que no puedo menos que atribuir a la presencia de Warren Ellis en los Bad Seeds, porque suenan terriblemente a lo que luego serán sus bandas sonoras juntos.
The Boatman's Call es un disco tranquilo y sentido, os lo recomiendo vivamente: escuchadlo relajados, o de fondo. Es una gran experiencia. Como dicen en una reseña en Sputnik Music: "If you only buy one album exploring love and the loss of it, make it this one."

1 opiniones:

Horrach dijo...

Es una joya este disco, aunque 'tranquilo' exactamente no es, porque aunque es cierto que el tono musical parece más relajado de lo que es habitual en la música de Cave, lo que se mueve por debajo es terrible: heridas, dolores, padecimientos, acusaciones, etc. Parte se insinúa en las letras, pero también en determinados desarrollos, en ciertas inflexiones. Como dices, Cave salía de dos rupturas, especialmente dura la de PJ Harvey (no acabaron a tiros de milagro), y el disco transmite una melancolía hiriente, muy poderosa, aunque más contenida que desbocada.

El 'First born is dead' también me gusta, más que nada porque me gusta todo lo de Cave, aunque es cierto que no es de sus álbumes más inspirados. Pero un disco que incluye el formidable 'Tupelo', y esa gran versión del 'Wanted man' dylaniano no puede olvidarse así como así.

saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...