28.3.11

La imbecilidad del académico

Me disponía a leer el libro Semiótica de la descripción en la publicidad, cine y cómic, de Manuel García Pérez (Ed. de la Universidad de Murcia), concretamente el capítulo V, Recursividad y autonomía funcional del espacio. El espacio apocalíptico en el cómic. Nada más empezar me encuentro con esto:
La pluralidad de códigos que se conjuga en el género del cómic nos lleva a una aproximación al estudio del proceso descriptivo a partir de la rentabilidad indicial y funcional de los espacios urbanos.

¡Ajá! ¿Creíais que eso era todo? ¡No! ¡La cosa se pone aún más interesante!
Los espacios nos introducen no sólo en la concreción pragmático-deíctica que significa toda recurrencia descriptiva, sino también en valores semánticos isotópicos que, estableciendo una interdependencia con la secuenciación narrativa, inciden en constelaciones mítico-temáticas cuya inferencia no sería perceptible si no es por la adecuación sintagmática de la recurrencia discursiva.

Llegados a este punto yo ya no sabía si llorar de la risa o de qué:
El análisis de este tipo de discurso refiere la confluencia de sistemas operativos retóricos vinculados a la adición sintagmática con una finalidad persuasiva o informativo-deíctica para infundir una emoción sensitiva al lector cuando la progresión temática enfatiza momentos del discurso donde la descripción preludia, modifica e intensifica motivos ideológicos y míticos en la crisis de los conflictos entre actantes.

Está claro que un texto académico necesita de cierto lenguaje especializado y cierto nivel abstracto. Pero el caso de éste es increíble: en mis años de estudio, pocas veces me había encontrado con algo tan oscuro al entendimiento. Porque, o bien yo soy tonto (y lo que he visto me ha hecho dos tontos), o ni siquiera el autor de estas líneas es capaz de seguir sus afirmaciones. Es el ejemplo perfecto de la pose académica donde, cuanto menos se te entienda, más listo pareces y más nivel tienen tus ensayos. Me parece una postura de suma imbecilidad, porque, si lo que quieres transmitir es ideas nuevas, lo más normal es hacerlas inteligibles a los demás, y no un mejunje de conceptos abstractos y palabras esdrújulas sin ton ni son.

Obviamente, a Leoncio le ha gustado mucho.

19 opiniones:

Otis B. Driftwood dijo...

Esto debería de ir de cabeza a Cultureta Watch, compañero :)

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...

Dile a Leoncio que soy fan suyo desde ya.
A mitad de leer el post me he quedado picueta y ya tenía pensado el comentario "Nene, no puedo decir si estoy de acuerdo no con tu post, porque no entiendo ni papa". Al leer el final ya sabía el por qué de las citas del libro. Parece el Necronomicón. Ten cuidado al leerlo en voz alta no sea que invoques algo.

JoseBrox dijo...

Esto tiene un nombre: se llama 'deconstructivismo postmoderno', y permea muchos sectores de letras y "ciencias sociales" en todo el mundo.

Si quieres divertirte un rato con este tema, busca info sobre el físico Alan Sokal y el "Sokal affair". Busca también el "generador de textos aleatorios", que es muy bueno :D

Rakel Archer dijo...

-Muchas veces mis alumnos me preguntan si la hermenéutica telúrica incaica trastrueca la peripatética anotrética de la filosofía aristotélica por la inicuidad fáctica de los diálogos socráticos no dogmáticos, y yo siempre les respondo que no.
-¿Que no qué?
-Que no sé.
-Perdón, ¿se puede saber alumnos de qué?
-Básquebol!!

(Les Luthiers)

Horrach dijo...

Ese Leoncio!! Nada escapa a su portentosa capacidad cognitiva que únicamente puede ser entendida desde un plano megaestámbrico de la interdependencia de roles simétricos cerebrales que confluyen necesariamente en una conjunción bimotora...

En serio, se ve a la legua que esta señor es un fraude y un impostor (el autor del libro, no Leoncio, que es un crack). Me he tomado el trabajo de releerme varias veces ese mejunje (y aviso que vengo preparado: lo penúltimo que me he leído es el 'Aporías' de Derrida) y no veo más que palabrería vacua.

Ahora bien: tampoco parece la opción más inteligente sacar a colación a Sokal, que siempre viene bien para demonizar generalizando estupendamente. Una cosa son bodrios como el citado, como algunas cosas de Lacan, Kristeva y demás, y otra es lo que han hecho muchos fervorosos sokalianos que, por lo que se ve, no se han leído sus 'Imposturas intelectuales'. Me refiero a que, si bien este García no sé qué más es un patata, no todo aquel que escriba con estilo semejante queda automáticamente asimilado a éste. Derrida mismo, ya que lo he citado, maneja lenguajes extremadamente poco dados a una comprensión inmediata, pero de la misma manera que lo de García repele lo de Derrida (y conste que no es porque se trate de un 'santón' como Derrida) estimula.

Pedro Terán dijo...

Horrach, hoy es mi día de suerte. ¿Por dónde le pego el primer mordisco a Derrida?

El tema no importa, es una pregunta como "Tal grupo tiene 26 discos, ¿cuál escucho el primero? Una vez cogí uno pero, claro, no sabía si era de los buenos o no, y al cabo de un rato lo dejé".

Vieja Bruja dijo...

yo tengo por ahì un libro de mùsica electrònica que no tiene nada que envidiarle.
Deberìas presentar a Leoncio a Bebè raro, harìan buenas migas.

Sonja dijo...

Hombre pues sí, es un poco espesillo el hombre, que se utilicen palabros para decir algo que no se puede decir mejor de otra manera vale pero porqué sí pues no me parece.

No tenía ni idea de eso del desconstructivismo, pero me suena, el otro día intenté leer "El innombrable" de Becket y a las pocas páginas puedo jurar que sentía mi ser desconstruyéndose, con lo cual lo puse lo más lejitos posible, si sabe a caca y huele a caca, es caca.

Horrach dijo...

Pedro Terán, pues ya que se presta a hacerle caso a mi criterio, le digo que yo comenzaría con 'La escritura y la diferencia', que es de la primera etapa de Derrida (1967-1973), mi favorita, pues todavía no era en ese momento un divo cultureta. Luego 'La farmacia de Platón' (está en 'La diseminación') y 'Márgenes'. Un buen estudio introductorio (breve y preciso) a Derrida es el 'Introducción a Derrida' de Maurizio Ferraris.

Sonja, oiga, un respeto para la caca, que pocas cosas hay por el mundo tan sustanciales, tan eternas e infinitas. ¿Se ha parado a pensar qué triste futuro depararía al mundo si no hubiera caca? No merece existir un mundo sin caca.

Sonja dijo...

Horrach, bueno me ha convencido, pondré un bonito estante en el baño :-)

Por cierto a usted tengo que leerle varias veces, que lo sepa.

Anónimo dijo...

Hahahaha!

Es un mensaje bien claro, ¿no?

Ibán dijo...

Muerto me dejas.

Pedro Terán dijo...

Horrach: Gracias, creo que "La escritura y la diferencia" es el disco que había cogido. Joder, confiaba en que hubiera otro más accesible :S

MatíasG dijo...

Qué jartera la gente que escribe así.

Manuel García Pérez. Autor del libro publicado por la Universidad de Murcia. dijo...

Hola, soy Manuel García Pérez, el autor del libro que has criticado. Estoy de acuerdo con tus comentarios irónicos. Mi tesis doctoral era solamente un trabajo que intentaba reflexionar cómo el lenguaje es un potencial humano que selecciona, en función del contexto, diversos segmentos lingüísticos. La frecuencia de esa selección se repite en secuencias cinematográficas, narrativas o aquellas pertenecientes al cómic. Tengo 35 años y lidio todos los días con alumnos de Secundaria y Bachillerato. En el momento que escribí el libro estaba muy influido por lecturas de Pragmática y Semiótica que, en verdad, elaboran un lenguaje demasiado hermético. Sé que lo hice mal en cuanto a la forma, tenía 28 años cuando se editó el libro y quise (triste de mí)que la publicación fuera trangresora y se centrara en los elementos más complejos y reflexivos. Ahora sé que cometí un error. No ha sido el único. Creo que si sigues leyendo podrás encontrar ejemplos claros y precisos de lo que quiero establecer. La fractalidad formaba parte de uno de los temas de mi tesis y su lenguaje también lo es. Pequé de pretencioso, quizá de pseudocientífico. Pero, ahora, que trabajo con chicos muy problemáticos, que mi padre murió cuando estaba escribiendo la tesis y que he tenido dos hijos prematuros con muchos problemas de adaptación lingüística y motriz, considero que mis reflexiones son formalmente inútiles, pero, como hice en mi tesis, no dejan de abordar el problema de la incomunicación y la comunicación audiovisual como mecanismos de maniulación. No quise escribir un libro de cabecera, por desgracia ya está Paulo Coelho y el Bucay. Quise que fuera un libro elíptico, de acuerdo con una línea deconstrutiva y greimasiana que ya está superada: para hacer una tesis sobre "La oralidad en el Quijote" o "El léxico monetario en el siglo XVII" siempre está uno a tiempo. Perdonad por las molestias y reconozco mis errores. En los párrafos que has seleccionado lo que aporto es que lo que pensamos y componemos está subordinado a una herencia cultural y el propio lenguaje, en su realización, alude a un mundo que está compuesto, pero que también está por componer. Akira está en Fukushima y Fukushima es impensable sin Akira, por ejemplo. Me ha gustado mucho tu blog; soy un apasionado del cine y de los cómics. Es mi mundo y mis hijos. Imparto clases además a profesores sobre cómo llevar el vídeo-clip, el cómic y el cine a las aulas, con actividades concretas y lúdicas. El fracaso escolar y la desmotivación están asfixiando al profesorado. También, a partir de la tesis y tras la experiencia con mis hijos y la muerte de mi padre por cáncer, estoy investigando sobre el lenguaje de los silencios en los enfermos y familiares.Por suerte, hay muchos blogs como el tuyo, forman parte del centro de las nuevas comunicaciones, pero, por desgracia, las opiniones de los enfermos terminales (cánceres, enfermedades neurodegenrativas...) y de familiares son la periferia, al menos en televisión y prensa. Mi correo es mgp1@hispavista.com por si queréis hacer algún comentario. Perdonad. Ahora ya no escribo así, pero tampoco me arrepiento. Ese libro coincidióncon un momento vivencial bastante dramático en mi vida y fue una forma de exorcismo. Gracias.

Cisne Negro dijo...

Hombre, Manuel, te agradezco el comentario. No me negarás que era más sencillo (y sobre todo más inteligible) decir "lo que pensamos y componemos está subordinado a una herencia cultural y el propio lenguaje, en su realización, alude a un mundo que está compuesto, pero que también está por componer" que lo que dicen los párrafos citados. Porque te tengo que decir la verdad, yo tengo 32 años, soy licenciado en Filología, he leído mucha bibliografía teórica y francamente soy incapaz de seguir tu discurso. A lo mejor mis años trabajando en Secundaria me han aletargado, pero no creo que sea sólo eso.

Me parece muy interesante tu nueva línea de investigación, pero eso no tiene que ver con la cuestión. No sé si las circunstancias de la escritura del libro justifican la manera en que está escrito, pero bueno. Me hubiera gustado asistir a la defensa del trabajo, la verdad...

Manuel dijo...

Muchas gracias, Cisne, por contestar. A veces uno se siente desbordado por ese tipo de metáforas, pero nada está carente de sentido en esa tesis. Sí que hay muchas repeticiones y quise editar, como te había dicho lo más interesante.
Mi pensamiento en la base se corresponde con lo que hay escrito, pero no en la forma. Lo sé. Ahora voy a publicar una novela de terror que me han encargado, un homenaje a Poe y sigo trabajando en esa línea que te señalé anteriormente.
Si tuviera la oportunidad de rehacer mi tesis, seguramente hubiera hilvanado mejor cada frase, pero es bueno, que se haya creado polémica y es cierto que a veces pecamos de un metalenguaje que roza el sinsentido.Mis últimos estudios no van ya por esa línea. Las circunstancias nunca justifican nada pero, para mí, fue una terapia; acepto las críticas, pero ese trabajo también tiene aspectos positivos referentes al cine, a la comunicación, a la matemática del lenguaje que, por entonces, en España, salvo Roldán Castro, nadie quiso hincarle el diente a un análisis metacomunicativo. pequé, repito, en excesos retóricos redundantes. Me gustaría tener un correo para enviarte al igual que a Horrach, algo de lo que he publicado recientemente. Os dejo, aquí tienes a un colega por accidente o por incidente, lleno de indigencias semánticas porque es mi única manera de sobrevivir. Voy a sumergirme, sin mis hijos me dejan, en el nuevo de Radiohead, leyendo algo del chamánico Moore.

Carontillo dijo...

Simpático el post, elegantes y humildes los comentarios del autor ... si montáis un partido político os voto ...

Nichtung dijo...

Qué bonito que se pueda conversar con los autores y ver cómo se replantean sus estudios años después.
Por mi parte, soy de la generación dispersa; a las dos líneas de leer un texto hermético lo único que oigo en mi cabeza es a la profe de Charlie Brown. He intentado hincarle el diente a la semiótica, pero nunca he podido sentirme a gusto con ella. Cuando al fin entiendo algo, lo degluto y simplifico tanto que luego me cuestiono para qué la abordé en primer lugar. Es algo que te causa cierta culpa cuando quieres dedicarte a estudiar cómics, pues es una de las líneas de análisis más importantes, con grandes ventajas si se usa bien. No obstante, un troll Jordan en mi cabeza siempre sale y dice "a la mierda, lánzate un análisis iconológico y así piensas en figuritas y mitos que te gustan, tú ni entiendes lógica, bájale cuatro a esos humos". Respeto mucho a los estudiosos estructuralistas y los semióticos pero, de pana, no nos caería mal que existiesen más textos con un lenguaje apto al público general, lo cual no tiene por qué ir en detrimento del contenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...