5.11.08

No es país para viejos

6 opiniones:

La Dama Blanca dijo...

Pues yo deseaba que saliese elegido Obama...a ver si cambian un poco que los americanos estaban ya muy pesaos con tanta belicosidad.

un beso

P.D. me gustaba más la cabecera que tenías puesta antes.

a ver si os sigo más a menudo (ahora que he aprendido a poner los enlaces que te chivan cuando la gente actualiza...)

muuuacks!

Ruinas Humanas dijo...

Puedo entender que el hecho de que alguien que no sea blanco sea presidente de Estados Unidos suponga un cambio sociológico allí, lo cual me parece bien. Lo que no puedo entender es que la gente se ilusione tanto con él, como si fuera a cambiar las cosas, cuando lo único que creo que va a cambiar es el talante con el que las hace, el discurso, pero no más. Digamos que el látigo lo seguirá atizando, solo que de forma más "cordial". De todos modos, es comprensible, pues vivimos en un mundo deseoso de ilusiones, nos agarramos a cualquier clavo ardiendo.

Ojalá me equivoque, pero si Obama ha llegado a donde ha llegado, creo que no será por ser un revolucionario precisamente.

Un saludo, Cisne.

mOntse dijo...

Juas! No hauries pogut elegir un títol millor per l'entrada! M'ha encantat! :D

Horrach dijo...

Dama Blanca, eres muy original, porque nadie hasta hoy había dicho que quería que ganara Obama. Lo de que los yankees son muy bestias tampoco se lo había escuchado a nadie, mis felicitaciones.

Lo que más me sorprende del 'efecto Obama' son los fervores religiosos que provoca. Ese es un problema serio, que se lo divinice, sobre todo cuando él ya lleva incorporado el chip mesiánico. Fijaos en Sarkozy, lo que les molaba a los franceses al principio, y el payaso en el que se ha acabado convirtiendo.

Ruinas, pues a mí me parece que ha sido muy hábil Obama, que de pocas expectativas en el inicio de toda la campaña (me refiero a las primarias) ha ido convenciendo cada vez a más gente. Eso tiene mucho mérito. Ante lo hecho hasta ahora le doy un diez, ahora bien, para lo que pueda venir, no pienso caer en efluvios superoptimistas, que las euforias, sobre todo cuando son colectivas, me dan pánico.

shalom

Andrea dijo...

Felicito al autor, excelente título, y la imagen colocó todas las palabras que pudieron faltar.

¡Me agrada este blog!

Paula Pascual dijo...

Gran titulo.
Y estoy totalmente de acuerdo con lo que Horrach ha escrito.
Por cierto, habeis leido en espanol las letras rojas? Esta imcompleto pero si se le anade una ER al final suena a lo que todos lo presidentes de USA hacen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...