21.2.14

Cinco discos para la hora de ir a dormir

Hoy escribo una entrada un poco atípica, y es que, como sabréis algunos, hace ahora 16 meses me estrené como padre. Y a pesar de tener un montón de anécdotas y cosas que podría contar, hoy, en un arrebato típico de los míos, que me hace prestar atención a algo totalmente inesperado, quiero compartir mi experiencia a la hora de dormir a nuestra pequeña khaleesi. Como muchas veces me encargo yo de que se acueste, he utilizado a menudo algún disco de música para relajarla. Estos son los cinco discos que he usado y que mejor me han funcionado:

 
Dead Can Dance - Anastasis
El último cd de Brendan Perry y Lisa Gerard, del que creo que ya he hablado alguna vez por aquí, sigue la línea que marcó el anterior Spiritchaser: canciones tranquilas e inspiración étnica para un disco que invita a soñar. Lo importante de cualquier cd que se use para ir a dormir es que se asocie esa música con el hecho de acostarse, y Anastasis me llegó a funcionar tan bien que a veces no habíamos llegado a la segunda canción y ya estaba dormida.


 
Coro de Monjes del Monasterio de Silos - Canto Gregoriano
¿Recordáis cuando se pusieron de moda y el anuncio de este cd salía hasta por la televisión? Pues la verdad es que es fantástico. Además, de todos los discos de canto gregoriano, el de los monjes silenses es el mejor con diferencia: tanto por la grabación como por las voces. Una obra sumamente espiritual que también relaja y transporta el alma del oyente.


 
Chet Baker - Embraceable You
Es uno de mis discos favoritos de Chet y además uno de los más relajados, con una instrumentación muy sencilla y con la voz aterciopelada y suave de un aún joven Chet no destrozado por las drogas. Una joya de disco que también  sirve muy bien para relajarse y dormir.



 
Bohren & Der Club of Gore - Sunset Mission
Sí, quizá el jazz noir del grupo sugiere más un ambiente de novela negra y de suspense, pero de todos sus discos, Sunset Mission es el más accesible. Aunque Midnight Radio está bien, es demasiado minimalista, y Black Earth, demasiado doom jazz. Melodías lentas y nocturnas que nos introducen en una película en blanco y negro.


 
Savina Yannatou - Traditional Lullabies
Creo que durante los 13 años de este blog ya he mencionado alguna vez a la extraordinaria cantante griega Savina Yannatou. En (¡juas!) 1985 se marcó junto a Nikos Kypourgos un álbum de nanas tradicionales griegas que es una pequeña joya. De nuevo una instrumentación muy sencilla, básica, y la voz preciosa de Savina para acunar. Una preciosidad.

Deva Premal - The Essence
Releyendo el post después de haberlo publicado, recordé que, más que el anterior de la Yannatou, uno de los que más he escuchado con Neus es este disco de Deva Premal. Es ideal para la meditación, porque todas las canciones son un breve mantra musicado y recitado una y otra vez, con lo que su monotonía lo hace ideal para dormirse.

Bueno, ya veis que no son discos precisamente "normalitos" ni de estas recopilaciones barateras de nanas que puedas encontrar en un supermercado. A mí me funcionan, y por otra parte, estoy contento de que mi pequeña vaya conociendo buena música.

4 opiniones:

Ángel Luis Robles Álamo dijo...

Muy interesante. Ya tengo cosas nuevas que escuchar.

Angela Reyero Martinez dijo...

Querido Señor Don Cisne Negro:

EEsto si que no me lo esperaba XDD
anoto para recomendárselo a mi hermano, por si el peque no tiene ganas algún día...

Jokin R. González Cantón dijo...

El Sunset Mission me lo recomendaste hace años y lo he usado (junto al Rockabye Baby de The Cure) para coger el sueño en las guardias.
Y luego me lo he puesto despierto para apreciarlo como merece :)
Otro disco con esa misma capacidad de hipnótica es la banda sonora de The Million Dollar Hotel (si tienes la precaución de quitar el Anarchy in the USA del final :P )

Guillermo Canedo dijo...

Uno muy bueno es Clint Mansell, The Fountain

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...