22.10.10

Arte finisecular en la música extrema (I): Doré

Los diversos subgéneros del heavy metal más extremo suelen tener cierta afinidad, sino intelectual, sí al menos estética con el arte que el fin de siglo XIX creó. Románticos, simbolistas y prerrafaelitas mostraban al mundo en sus pinturas otro mundo: a veces, apocalípticas visiones de muerte y desolación; otras, sublimes recreaciones de una belleza perdida y recuerdos de otras épocas y otros lugares. Los mismos paisajes, en definitiva, que el metal extremo quiere evocar con sonidos. Por ello, es natural que muchos grupos acudieran a tales obras pictóricas para sus portadas.
En la primera entrega de esta serie Arte finisecular en la música extrema repasaremos algunos de los grabados de Doré que han sido portadas de discos. No es un trabajo exhaustivo y sí una labor que he ido haciendo durante mucho tiempo, sin pretenderlo, hasta que he tenido una cantidad significativa. Habrá, seguramente, muchas más, pero tampoco quiero ser completista, simplemente mostrar lo que Doré ha dado de sí en las portadas de metal extremo.
Y es que Doré es uno de esos genios irrepetibles que supo en sus grabados encontrar una belleza que era clásica y a la vez perturbadora y moderna.


La banda de Christian Death de Rozz Williams, en el breve período en que éste consiguió recapitanear el grupo por un breve espacio de tiempo, escogió dos grabados de Doré para sus álbumes gemelos The Path of Sorrows y The Rage of Angels. El primero es de La divina comedia y el segundo del Paraíso Perdido.


El grupo Legion of Doom también eligió esta escena de Dante para su For Those of the Blood, EP de The Horned Made Flesh.


Otro grabado ilustra un disco de Warforged, The Black Age of Light's Fall.


La banda de black metal Brenten Engler (Ángeles quemados) usa para este disco de 2009 un grabado del Paraíso Perdido.


Evoke the Desecrator (2003) de Bestial Mockery, también lleva un grabado procedente de Paradise Lost.


Stillhet ilustra con este grabado de El cuervo su disco Gjemt I Skyggene.



Gates of Enoch y su The Banishing.


Pestilential Shadows usa la genial ilustración de la caída de Lucifer para su Embrace After Death.


Judas Iscariot utiliza esta parte de La rima del viejo marinero para su To Embrace the Corpse Bleeding.

En este bootleg de los doomeros Candlemass se usó un grabado de la serie Las cruzadas.

No podemos obviar los grabados de Doré que los emperadores del black metal usaron en la primera época de su carrera, como en su álbum Anthems to the Welkin at Dusk o en As the Shadows Rise.
La imaginería de Doré sigue y seguirá inspirando las pesadillas sonoras de muchos grupos, que encuentran un punto de identificación en esos claroscuros tan marcados, esas visiones del fin del mundo y ese enfrentamiento eterno entre el Bien y el Mal que Gustav Doré plasmó en su obra.
En la próxima entrega de esta serie veremos cómo otros grupos han usado obras de Millais, Waterhouse o Bilibin, entre otros, para poner en imágenes sus oscuros sonidos.

5 opiniones:

Kvaser dijo...

No es una portada, pero el booklet del disco Les tenebres du dehors de Elend tiene varios grabados del paraiso perdido.
Saludos.

Alvaro dijo...

Que buen post, Cisne. La caída de Lucifer y el de Las cruzadas están sublimes. Lástima que sea tan difícil por aquí conseguir los cds originales.

Kvaser: Elend, excelente. También me gusta Gothica, de lo mejor que escuché de dark ambient, los temas Proserpina y The Cliff of Suicide... increíbles; dos clásicos. ¿Y Kalumesh?

Cisne, más post sobre metal, dark ambient y corrupción en el mundo, que para algo te pagamos.

Cisne Negro dijo...

Gran disco el de Les tenebres du dehors, Kvaser.

Alvaro, seguiré escribiendo posts sobre esa temática, aunque no sean los más populares (tú eres una excepción, claro).

KristOmertà dijo...

Una entrada genial :D

Martina McFly dijo...

awesome :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...